septiembre 19, 2020
El tiempo
Política

El Plan Écija asume la gestión de la depuradora de aguas residuales

El Consorcio para Abastecimiento y Saneamiento de Aguas Plan Écija y el Ayuntamiento de Écija han acordado la cesión al primero de las competencias municipales de depuración y tratamiento de aguas residuales, asumiendo la gestión de la depuradora de la ciudad.

El Plan Écija asume estas competencias – que venía explotando la empresa Aqua Campiña – en cumplimiento de una sentencia judicial, dictada en abril de 2014 por la Sección Primera de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA).

El alto tribunal andaluz falló que el Consorcio de Aguas Plan Écija debe ser titular de la depuradora de la ciudad, cuya gestión concedió el Ayuntamiento astigitano en 2012, durante el mandato PP-PA presidido por Ricardo Gil-Toresano, a la empresa Aqua Campiña.

El TSJA resolvía así el recurso presentado por el Plan Écija contra la titularidad de la estación depuradora de aguas residuales (EDAR), construida con fondos públicos, y cedida por la Junta de Andalucía al Ayuntamiento que, a su vez, concedió su gestión a Aqua Campiña.

A finales del año pasado, el pleno del Ayuntamiento de Écija aprobó ceder la gestión de la depuradora al Consorcio Plan Écija junto al resto de depuradoras de la ciudad (las de los polígonos industriales La Campiña, Sedesa, Virgen del Rocío, Quinta de Machado y las urbanizaciones Astigi y Cuesta Blanca), quedando Aqua Campiña como operador de la EDAR con el personal actual.

El Consorcio Plan Écija se obliga a la explotación y mantenimiento de la EDAR y las otras infraestructuras públicas titularidad del Ayuntamiento de Écija, excepto el sistema de agrupación de vertidos, el de defensa contra inundaciones y “el sistema de infraestructuras ligadas al servicio municipal de alcantarillado”.

Según el acuerdo firmado, el Plan Écija se compromete a invertir 750.840 euros entre 2020 y 2025 en el tratamiento del agua para uso agrícola, una nueva línea de deshidratación y la modernización y mejora del sistema de pretratamiento del agua en la EDAR, entre otras cuestiones.

Entre 2026 y 2040, el Consorcio tiene previsto invertir más de 2,3 millones en mejorar las depuradoras de Cerro Perea y Villanueva del Rey, llevar a cabo conexiones al alcantarillado municipal de varias redes de vertidos y resolver los vertidos de la pedanía de Isla del Vicario, entre otras.