septiembre 24, 2020
El tiempo
Política

Aprobado de forma inicial el primer desarrollo urbanístico desde el inicio de la crisis

El Ayuntamiento de Écija ha aprobado con carácter inicial el primer plan parcial de un sector urbanístico desde el inicio de la crisis económica, hace más de diez años, en 2008. Se trata en concreto del desarrollo urbanístico del Sector Royuela, previsto en el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) aprobado con carácter definitivo en el año 2009.

Este plan de ordenación afecta a 170.000 metros cuadrados hacia el este de la ciudad, entre la Barriada de La Paz y el inicio del túnel del arroyo Argamasilla. De esta extensión, alrededor de 50.000 metros cuadrados corresponden a sistemas generales.

“Desde el año 2005 no vienen ningún desarrollo urbanístico de esta enjundia al Ayuntamiento”, enfatiza el concejal de Gestión del Espacio Urbano, Sergio Gómez, que añade que “este es el primer sector residencial que se plantea después de la crisis”.

El Sector Royuela tendrá dos zonas divididas por la ronda de circunvalación entre la rotonda del Camino de los Romeros y la rotonda de la SAFA. Esta carretera actúa como eje del sector urbanístico, en el que se calcula construir alrededor de 859 viviendas, de las que más de 400 tendrán la calificación de vivienda de protección oficial (VPO) y el resto serán chalets pareados, según el responsable municipal de Urbanismo.

Además, y como señala la norma y establece el PGOU de Écija, los terrenos tendrán una serie de dotaciones comerciales, deportivas, asistenciales y recreativas.

El antiguo cauce del arroyo Argamasilla se integrará en este nuevo sector residencial en un parque, “como un pequeño canal en que se vuelca una zona verde y que recogerá las aguas pluviales”, explica Sergio Gómez, una solución que se ha consensuado con la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG), según el edil, y que permite integrar el antiguo encauzamiento en el plan parcial.

La inversión prevista en este proyecto de urbanización ronda los seis millones de euros. “Es bastante complejo”, reconoce el edil de Gestión del Espacio Urbano, “la aprobación inicial ha requerido de reuniones previas con diferentes organismos sectoriales, porque Royuela es un sector que se asienta en un punto por donde pasa una vía pecuaria, el antiguo arroyo Argamasilla, y ha habido que consensar con muchos organismos”.

Con la aprobación del plan parcial se inicia un trámite urbanístico que todavía requiere del visto bueno de hasta once órganos sectoriales, “que deben pronunciarse”, y que es previsible que planteen cambios a lo inicialmente previsto.

“Hablamos de urbanizar un cerro”, resume Sergio Gómez, que espera que el pronunciamiento de los diversos organismos implicados en el desarrollo normativo del sector urbanístico no se demore más allá de un año.

“Nosotros hemos hecho el trabajo previo de la mano del grupo de promotores, para que los documentos se parezcan muy mucho a los que, con las premisas que establezcan otras administraciones, se aprueben definitivamente”, concluye el edil.