agosto 13, 2022
El tiempo
Política

Fomento negocia encargar a Tragsa la rehabilitación del Ayuntamiento de Écija

La empresa pública Tragsa podría llevar a cabo la rehabilitación de las Casas Consistoriales de Écija. Ante el deterioro del inmueble y los retrasos que ha sufrido el proyecto, el Ayuntamiento de Écija y la Junta de Andalucía estudian que la obra se encargue directamente a este ente instrumental del Estado.

La Consejería de Fomento e Infraestructuras de la Junta estudia que se encargue directamente a la empresa pública Tragsa la obra de rehabilitación, abandonada en 2019 por la multinacional Dragados, que se la adjudicó en concurso en 2017 haciendo una rebaja de 1,5 millones sobre el precio de salida.

En una reciente reunión de responsables de la Consejería de Fomento e Infraestructuras con la dirección facultativa, los autores del proyecto de reconstrucción de las Casas Consistorial y directivos de Tragsa, la Junta ha expresado su intención de explorar la viabilidad de no licitar la obra de nuevo y encargarla a la empresa pública del Ministerio de Agricultura, Pesca y Administración.

De esta forma, coinciden Ayuntamiento de Écija y Junta de Andalucía que se acortarían plazos de terminación de la obra, se garantizaría su terminación y se eliminaría el riesgo de que, en un nuevo concurso público se volviera a repetir un caso como el de Dragados, algo que, reconoce el concejal de Desarrollo Urbano Sostenible, Sergio Gómez, “nos tiene con el miedo en el cuerpo”.

“Es una posibilidad, y ya hemos visto, con la sanción de Fomento a estas macroempresas por pactar adjudicaciones, cuál es la realidad en el panorama de la construcción”, señala Gómez, que añade que, “por otro lado está lo dilatado de los plazos: desde 2007 el edificio cada vez se deteriora más, está con las tripas abiertas y sufre más cada año que pasa en cuanto a debilidad estructural”.

“Cuanto antes tenemos que iniciar estas obras”, resume el concejal de Desarrollo Urbano Sostenible, que calcula que, de salir a concurso, el inicio de las obras todavía tendría que esperar alrededor de un año, entre plazos de licitación, resolución de concurso y firma del contrato de obras. Gómez añade que “se dan circunstancias extraordinarias, como un abandono de obra, una adjudicación fallida y, además, un cambio normativo previsto para fin de año que hace que el proyecto deba estar en marcha cuanto antes”.

Todos esos factores, mueven a la Consejería de Fomento “a sondear que se pudiera hacer la obra con Tragsa”, un ente público que ya se encargó de la primera fase de la obra del Palacio de Peñaflor, entre otros proyectos. “Sabemos cómo funcionan, que las obras las terminan y las terminan bien”, señala Sergio Gómez, que añade que, al encomendar la obra a una empresa pública “se descartan bajas, hay que ir al tipo pero te garantizan que una obra tan importante y emblemática pueda empezarse en breve y pueda culminarse”.

El concejal calcula que en diciembre como muy tarde podría arrancar la obra, que tiene un plazo de ejecución previsto de 24 meses, por lo que podría estar terminada en diciembre de 2024. El acuerdo entre Tragsa y la Junta tendrá que plasmarse en un convenio marco, una adenda y una encomienda de gestión, trámites que tendrán que ser a su vez aprobados por el pleno del Ayuntamiento de Écija.