julio 3, 2022
El tiempo
Cultura

López Expósito plantea ‘Diálogos del Pasado’ en el Museo de Écija

El jiennense Miguel Ángel López Expósito expone hasta el próximo 22 de junio ‘Diálogos del Pasado’, una treintena de obras que se pueden visitar en la sala de exposiciones temporales del Museo de Écija.

Son un total de 29 obras, de distintas técnicas y dimensiones, desde acuarelas, a óleos y obras de técnica mixta, con las que el autor propone “una reflexión y un diálogo sobre nuestro pasado íbero, romano y árabe, a través de la interpretación de cráteras, urnas, esculturas,  bodegones con azulejos, paisajes de castillos y palacios”.

El director del Museo Histórico Municipal de Écija, Antonio Fernández Ugalde, resume ‘Diálogos del pasado’ como “la perfecta conjunción entre la visión personal de un artista y el concepto de un Museo como el de Écija: patrimonio arqueológico y creación artística en mutua interlocución, compartiendo un mismo espacio museístico”.

“La pintura de Miguel Ángel López Expósito constituye claramente un diálogo creativo entre el arte contemporáneo y la Antigüedad, representada por el mundo clásico y el islámico, y también por el exotismo –no tan lejano– de los paisajes rurales y tribales de Marruecos: cerámicas y mitos griegos, esculturas romanas, paisajes y monumentos de al-Andalus o del Rif marroquí”, afirma Fernández Ugalde.

El director del museo de Écija define la obra de López Expósito como “vibrante de color, manifestado hasta en los tonos de esos fondos que evolucionan hacia la abstracción, pero también vibrante de emociones. Sólo los valores pictóricos de la obra que aquí se presenta justifican por sí mismos la exposición, pero además estas pinturas nos colocan frente a frente con la vigencia del pasado” que el autor “primero reinterpreta, y luego regala al espectador para que este pueda a su vez generar su propia reelaboración activa, en personal interlocución con la obra artística y con los objetos del pasado representados”.

En la exposición de López Expósito hay imágenes de vasos griegos o ibéricos que son piezas arqueológicas reales, “pero que el artista trata con una delicadeza y una contemporaneidad propias de los famosos bodegones de Giorgio Morandi: su fuerza reside en lo que sugieren, casi como en un susurro llegado desde el pasado”.