octubre 20, 2020
El tiempo
Política

El Ayuntamiento estudia con la Junta trasladar la sede de los juzgados

El Ayuntamiento de Écija quiere negociar con la Consejería de Justicia de la Junta de Andalucía una permuta para trasladar los juzgados de la ciudad desde su actual sede en la calle La Marquesa y dar a ese edificio un uso turístico y cultural.

La iniciativa no es nueva. Se planteó hace un par de años reubicar la sede judicial de Écija y se pensó trasladarla desde la Casa de las Tomasas, su actual ubicación, al antiguo edifico de Urbanismo, en la Avenida Blas Infante, en la barriada de La Alcarrachela.

Esa idea se descartó por las cargas hipotecarias que pesaban sobre el edificio de Urbanismo, a causa de un préstamo sobre la Empresa Municipal de Urbanismo (EMU), que se encuentra en proceso concursal. “Hemos retomado la cuestión”, señala el alcalde, David García Ostos, que busca mejorar los servicios judiciales y ganar un edificio patrimonial, el de la calle La Marquesa, para el turismo y la cultura locales.

“Desde la Junta se ha reconocido siempre que la actual sede de los juzgados es un edifico antiguo”, señala el alcalde, y que “un juzgado debe ser más funcional; a eso se une que nosotros pensamos que es un elemento patrimonial importante”.

La idea es que la Junta de Andalucía ceda la Casa de las Tomasas al Ayuntamiento de Écija y, a cambio, el consistorio le entregue a la Consejería de Justicia unas infraestructuras en que poder abrir una sede judicial más funcional y moderna. “Aprovechamos dos cosas: mejoremos el servicio de justicia en todo lo que se pueda con un edificio funcional, y un elemento patrimonial tan importante como la actual sede puede ser para uso turístico y cultural de la ciudad”, apunta el regidor ecijano.

Por su parte, el delegado en Sevilla de la Consejería de Justicia, Javier Millán, se ha mostrado receptivo “a cualquier posibilidad que se plantee desde el Ayuntamiento de Écija”. “Los juzgados de la provincia están muy necesitados de inversión, y vamos a prestar esa colaboración”, acepta, “en primer lugar facilitando los datos al Ayuntamiento de lo que supone un juzgado de calidad y en qué condiciones planteamos cualquier proyecto”.

Por tanto, el primer paso es que el Ayuntamiento de Écija facilite una infraestructura o un edificio que cumpla los requisitos que necesita una nueva sede judicial. “Tenemos que invertir en infraestructuras de calidad, eso significa un mínimo de metros y unas condiciones mínimas”, explica Millán.

Entre esas características, la accesibilidad es una condición inexcusable, según el delegado territorial de Justicia, “además de otras cuestiones a tener en cuenta, como las dimensiones”, o la necesidad de que se disponga de conducciones independientes para casos de violencia machista “para que no coincidan víctima y agresor”, apunta Millán.