octubre 24, 2020
El tiempo
Política

La Plaza de San Gil estrenará cara después del verano

En septiembre debe estar terminada la remodelación de la Plaza de San Gil, una obra que se lleva a cabo con cargo a la sexta edición del Plan Supera de la Diputación de Sevilla, y que empezó a finales del pasado mes de abril.

Las obras tienen como objetivo mejorar el entorno de este enclave, “un eje turístico entre el Palacio de Peñaflor y nuestra Plaza de Armas”, señala el concejal de Gestión del Espacio Urbano, Sergio Gómez, que detalla que, una vez se han colocado instalaciones y redes de saneamiento, “se está con el hormigonado y, a partir de ahí, es mucho más visible cómo se va a ver la plaza”.

La idea es que la Plaza de San Gil quede en plataforma única, eliminando obstáculos y favoreciendo el tránsito en un lugar que es de paso de visitantes por su cercanía tanto al yacimiento arqueológico del Picadero como al Palacio de Peñaflor. Además, en esta plaza se abren la iglesia de San Gil y la Casa Museo de la Hermandad de la Salud.

“Empezarán en breve con el empiedro, la colocación de granito, de la losa perimetral y todo lo que hace que empiece a lucir la reforma que está llevando a cabo”, explica Sergio Gómez, “con la idea de que a la vuelta del verano esté prácticamente terminada, septiembre se marca como la fecha de finalización”, calcula.

En la Plaza de San Gil se han diseñado recorridos peatonales tanto por su perímetro como cruzando por medio de la futura explanada, favoreciendo el tránsito de personas.

Las obras tienen un presupuesto de 321.000 euros e incluyen, además de la remodelación de la Plaza de San Gil, la repavimentación de seis calles: John Lennon, Ramón y Cajal, Boabdil y Alhambra, la Avenida del Valle y un tramo de la Ronda del Ferrocarril.