julio 16, 2019
El tiempo
Comarca Fuentes de Andalucía

Fuentes de Andalucía recupera Madres Mercedarias como residencia de mayores

En el marco de las IIª Jornadas de Salud ‘Fuentes, municipio que cuida’, ha sido presentado el proyecto de la que será, próximamente, la nueva residencia ‘Madres Mercedarias’, y se ha firmado el acuerdo entre las religiosas propietarias del edificio y el promotor del geriátrico

El plazo acordado para el inicio de las obras es de seis meses. Junto a la superiora de la congregación de religiosas de nuestra Señora de la Merced, María Dorita, y las madres Isabel Barrera y Josefina Ríos, han participado en el acto el alcalde de Fuentes, Francisco J. Martínez y el director del proyecto, José Manuel Lora.

El alcalde considera este proyecto de “gran relevancia de cara al futuro”, ya que “va a cambiar la concepción sistemática que tenemos de los servicios, porque vienen a aportar un recurso que no existía de forma completa como entendemos que debiera ser, un servicio de centro de día y de residencia para las personas mayores de nuestro municipio”.

El regidor subraya la trayectoria “larga y nada fácil” del proyecto, que ha tenido que salvar, entre otros problemas, el desbloqueo de la catalogación patrimonial del edificio, calificado como ‘A’, lo que implica que no se puede hacer ningún tipo de intervención que no fuera rehabilitar o restaurar.

Martínez también pide tener en cuenta “el patrimonio inmaterial que supone Madres Mercedarias en la sociedad fontaniega”. Para el alcalde, la congregación religiosa “es el corazón” de este proyecto, que, además de lograr un nuevo servicio “que hacía falta en Fuentes”, supondrá la creación de empleo y la conservación de un edificio patrimonial.

Por su parte, María Dorita, madre superiora general de la congregación de religiosas de nuestra Señora de la Merced, ha agradecido “la dedicación y empeño” de la corporación municipal en el proyecto de la futura residencia. “Hay que darle más amplitud todavía a este proyecto”, pidió la religiosa, que considera que “el centro geriátrico debe girar en torno a la persona para mejorar su calidad de vida y sus ganas de vivir, y, por tanto, que no se sientan desplazadas”.

El futuro geriátrico, que será abierto y acristalado, con mucha luminosidad, según su promotor, tendrá alrededor de 1.100 metros cuadrados y un presupuesto de obra estimado de 1,5 millones de euros. El color será blanco, que junto al cristal y la luz, buscan un concepto de transparencia y superficies diáfanas sin barreras, para un edificio de 1619.

La Residencia Madres Mercedarias será un centro geriátrico con una capacidad para 50 personas, “más todas las personas que vengan de fuera a hacer una actividad, abierto a la totalidad de la población”, afirma su promotor. Será además mixta, para hombres y mujeres, y se estima que creará entre 20 y 40 puestos de trabajo cuando entre en funcionamiento.