febrero 18, 2019
El tiempo
Cultura

Amigos de Écija premia la restauración del Cristo de la Salud

La Asociación Amigos de Écija por la Conservación del Patrimonio ha reconocido con el galardón de Actuación sobre el Patrimonio Sacro a la restauración de la imagen del Cristo de la Salud, realizada por la restauradora sevillana Carmen Bahima Díaz.

La talla del Cristo de San Gil fue restaurado el año pasado. La efigie gótica del Señor de Écija fue tallada en el siglo XVI por la gubia de un imaginero anónimo. En 1985 fue sometido a una restauración por Luis Álvarez Duarte, y la de Bahima Díaz es, por tanto, la segunda a la que se somete en poco más de treinta años.

La restauradora cuya labor premia Amigos de Écija ha trabajado para el Museo de Cádiz, la Iglesia Colegial del Divino Salvador de Sevilla o la Parroquia de Santa Ana de Triana, entre otras.

La Asociación de Amigos de Écija convoca con carácter anual sus Premios en Defensa del Patrimonio Histórico Artístico. Con ellos quiere reconocer la restauración de edificios, la adaptación de edificios antiguos a nuevos usos, las nuevas construcciones dentro del conjunto histórico que armonicen con el entorno anterior, la recuperación de bienes muebles, las construcciones de nueva planta en las que destaquen el diseño y la funcionalidad, publicaciones que promuevan la defensa y difusión del patrimonio local y el papel relevante de entidades en la defensa del patrimonio.

Este año se premia a dos viviendas unifamiliares en las calles Horno y Trascampanario; dos plurifamiliares en calle Ancha y José Canalejas; otros tres inmuebles en la Plaza de Santa María, la calle Padilla y la calle Cava. Además, y junto a la restauración del Cristo de la Salud, se han entregado menciones especiales al mantenimiento del salón de actos del Casino de Artesanos, a Radio SAFA, a la Bibliografía General de Écija editada por la Diputación de Sevilla, a una almazara local, al pintor Jerónimo Díaz; y a Antonio Martín Martín el reconocimiento como Artesano del Año.