abril 19, 2021
El tiempo
Sociedad

El Gobierno local asegura que la venta de las VPO es “improbable”

El Ayuntamiento de Écija, gobernado por el PSOE en minoría, asegura que la venta de las viviendas de protección oficial (VPO) propiedad de la empresa municipal Sedesa, en liquidación, no va a ser posible por tratarse de  una promoción sujeta a patrimonio municipal del suelo y que debe destinarse en todo momento a vivienda pública de carácter social.

El equipo de gobierno pide calma a los vecinos de las VPO de calle Villareal y de Estatuto de Autonomía, en la barriada de La Alcarrachela, que han recibido la notificación de que sus viviendas saldrán a subasta dentro del proceso de liquidación de los activos de Sedesa, quebrada durante el pasado mandato PP-PA.

“No hay una preocupación inminente, no va a haber ningún tipo de posibilidad de enajenación de esas viviendas”, asegura el portavoz municipal del PSOE, José Antonio Rodríguez, que ve “altamente improbable” que se vendan las VPO porque “no son bienes normales, no es vivienda libre y no se puede hacer uso libre del inmueble”.

Rodríguez afirma que el Gobierno local va a negociar con la administración concursal de Sedesa “para ver de qué manera el fantasma de la posible enajenación de las viviendas, que no es fácil, sea con participación del Ayuntamiento”, una vez que se produzca la subasta de las viviendas que, aventura el concejal del PSOE, “va a quedarse desierto”.

El equipo de gobierno señala que el Ayuntamiento no dispone de dinero para pujar por esas viviendas “y no es de recibo”, pero sí puede negociar e intermediar ante el administrador concursal de la extinta empresa municipal de Desarrollo.

Por su parte, algunos vecinos de las VPO de la calle Villareal se han mostrado “muy enfadados”. En declaraciones a SER Andalucía Centro, recuerdan que muchos de ellos están en paro o cobran ayudas sociales de 400 euros y entienden que el problema “no es nuestro, sino del Ayuntamiento, que se ha comido los dineros y ahora la pagan con nosotros; es una gestión de ellos y ellos tendrán que sacarnos del pastel”.