diciembre 6, 2021
El tiempo
Sociedad

Escuela de pacientes cardíacos y con diabetes en el San Sebastián

El Hospital de Alta Resolución de Écija, dependiente de la Agencia Sanitaria Bajo Guadalquivir, ha puesto en marcha dos escuelas de pacientes, una para personas afectadas de insuficiencia cardiaca y otra para diagnosticados de diabetes mellitus tipo II.

Las escuelas de pacientes, una iniciativa de la Conserjería de Salud, coordinadas desde la Escuela Andaluza de Salud Pública (EASP), nacen con el objetivo de formar a pacientes, profesionales y personas cuidadoras, que son los que padecen o viven las enfermedades de forma directa. Una metodología para aprender y enseñar las mejores formas de cuidarse y de cuidar.

Según un comunicado, el Hospital de Écija ha seleccionado a dos grupos de pacientes con estos diagnósticos y perfiles adecuados para ser formadores en dichas escuelas. Es decir, son ellos los que forman a otros pacientes afectados con las mismas patologías. Para realizar esta formación los pacientes cuentan con el apoyo de profesionales sanitarios del centro.

En el caso de la escuela de pacientes de cardiología, los grupos lo componen tres pacientes de la Asociación de Pacientes Cardiacos de Écija, cuatro enfermeras y una cardióloga de apoyo, cinco usuarios que son tratados y revisados de su enfermedad en el hospital y una formadora de la EASP. En la escuela de pacientes diabéticos participan dos enfermeras de apoyo, dos pacientes formadores y seis pacientes para formar.

En estos talleres de formación, los pacientes y profesionales sanitarios “aprenden a transmitir técnicas y habilidades para romper el círculo de la enfermedad a través de pensamientos positivos y la realización de un plan de acción”. Este plan consiste en poner en marcha una o varias actividades concretas para su vida diaria, que cada uno se propone realizar para conseguir unos objetivos de mejora de salud y calidad de vida.

El objetivo que se persigue con estas escuelas de pacientes es dar la oportunidad a todos aquellos afectados de insuficiencia cardiaca y diabetes asistir a talleres formativos donde van a encontrar a pacientes expertos que hablan su mismo lenguaje, que pueden ponerse en su lugar porque han pasado por sus mismas situaciones, que entienden sus dificultades y preocupaciones a la hora de seguir un tratamiento y que les enseñan hábitos de vida saludables.