diciembre 6, 2021
El tiempo
Cultura

Una ruta turística por el patrimonio en peligro

La asociación Amigos de Écija por la Conservación del Patrimonio ha publicado una ruta turística por los lugares y edificios patrimoniales de la ciudad que están en riesgo. La ha bautizado como Ruta Negra y la publicita a través de su página web.

El colectivo conservacionista explica que la Ruta Negra “no es una ruta turística convencional más, de las muchas que ofrece la monumental ciudad de Écija”, sino que está elaborada con “los palacios, iglesias, conventos, casas señoriales y otros inmuebles que se encuentran en situación de riesgo, en peligro de deterioro o destrucción, degradados, abandonados a su suerte e incluso expoliados”.

La asociación pretende llamar la atención sobre “la grave situación de nuestro patrimonio histórico y la toma de conciencia ciudadana sobre ello”. “Es también una ruta de denuncia, principalmente hacía los poderes públicos, dueños de muchos de los bienes que aquí se citan y garantes constitucionales de su conservación”, afirma Amigos de Écija, “y también de denuncia hacia la Iglesia y sus congregaciones religiosas, que abandonan a su suerte muchos de los magníficos inmuebles de los que es propietaria, y hacia determinados particulares, a los que corresponde el deber de conservar los bienes de los que son titulares”.

“Por último, queremos también que sea un testimonio de repulsa hacía los graves actos de vandalismo y expolio contra el patrimonio sucedidos recientemente en Écija”, señalan desde la asociación.

Para la realización de esta Ruta Negra, Amigos de Écija se ha basado en el inventario del Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico (IAPH), ‘Écija. Una ciudad bajo el signo de la arquitectura’. En la particular ruta turística de la asociación conservacionista, hay sitio para los tres conventos recientemente abandonados (las Filipensas, las Marroquíes y las Teresas), para el Mirador de Peñaflor, incluido este año en la Lista Roja de la Asociación Hispania Nostra, “sumando ya el dudoso honor de tener tres monumentos significativos incluidos en la misma”.

“Y para más inri, un rayo veraniego impacta sobre una de las torres de Las Gemelas, ocasionando graves daños en las ya maltrechas torres”, lamentan desde el colectivo conservacionista.

Los bienes de propiedad pública incluidos en la Ruta Negra de Amigos de Écija son el Palacio de Peñaflor, “abandonado y expoliado”, según la asociación, el Mirador de Peñaflor, las casas consistoriales, la iglesia del Hospital de San Sebastián, el número 2 de la calle Mayor, la capilla de la Virgen de Belén, las Gemelas, y la capilla de las Monjas Blancas.