mayo 11, 2021
El tiempo
Sociedad

Empiezan a limpiar los sedimentos que atascan el Argamasilla

Las empresas Ecilimp y Aqua Campiña se encargan ya de la limpieza del tramo subterráneo del arroyo Argamasilla, semitapado en algunos tramos por los sedimentos acumulados tras las avenidas del pasado mes de marzo. Además, el Ayuntamiento repara la embocadura del arroyo, destrozada durante las riadas.

El desbordamiento del arroyo arrastró piedras y lodo que se han asentado en numerosos tramos del colector. Una inspección llevada a cabo el pasado 16 de marzo detectó “material grueso, bloques de cemento y piedra” en un tramo aproximado de 400 metros en el comienzo del colector desde la embocadura, “pero sin mucha altura”, explicó el concejal de Seguridad Ciudadana, Carlos Onetti (PP).

Pasados esos 400 metros iniciales, el arroyo “transcurre prácticamente limpio, con unos 15 centímetros de sedimentos, hasta pasado Puerta Osuna, hace una curva y se observa más acumulación de lima y sedimentos, transcurriendo el resto del trayecto con unos diez o quince centímetros de lima”. “Ya a 300 metros de la salida, se puede observar en ese trayecto una acumulación de sedimentos aproximada a los 40 centímetros”, señala Onetti.

Como ya avanzó Écija Al Día, los trabajos de limpieza costarán por encima de 400.000 euros (impuestos aparte) ya que a la recuperación del tramo subterráneo del arroyo se suma la necesidad de limpiar los colectores que confluyen en este.

El trabajo de limpieza ha empezado en la calle Cronista Martín Jiménez. En esta zona el arroyo se bifurca, y en uno de sus tramos “hemos encontrado sedimentos que alcanzan una altura de 70 centímetros” explica el concejal de Urbanismo, Rafael Serrano (PP). Cada uno de esos dos canales es de 1,5 por 1,6 metros, según fuentes municipales.

“Se trata de limpiar los materiales sedimentados para que el arroyo desaloje lo máximo posible”, resume Serrano, “y al mismo tiempo estamos planteando tapar la boca del arroyo en cuanto baje el nivel del agua, cuya altura ahora mismo lo hace imposible”, justifica.