mayo 11, 2021
El tiempo
Sociedad

De motor empresarial a industria en crisis

Las industrias del mueble y la madera de Écija han sido durante años el sector industrial más pujante de la ciudad. Por número de empresas y por personas empleadas en ellas, se podía hablar de un motor de desarrollo local y comarcal. Hoy, el sector vive una profunda crisis.

Según los datos que maneja la Asociación de Empresas de la Madera y el Mueble de la Comarca de Écija (Aemmce), el sector no para de perder peso. En cuatro años, el número de fábricas ha caído un 31%. De las 70 empresas que estaban en funcionamiento en diciembre de 2007 pasó a 48 en diciembre de 2011. Y 2012 aún no está contabilizado.

La quiebra de empresas se traduce en pérdida de puestos de trabajo. Y esas cifras son aún más preocupantes, porque en esos mismos cuatro años – de diciembre de 2007 a diciembre de 2011 – más de la mitad de las personas empleadas en las industrias del mueble y la madera han perdido su trabajo.

De los 1.328 empleados en el sector del mueble, en diciembre de 2011 sólo había 615 personas trabajando. Se han perdido 713 empleos, un 53,7% de los que había.

Poca promoción. Los puntos débiles que la patronal detecta en el sector y que pueden explicar en parte esta sangría de empresas y puestos de trabajo son el insuficiente reconocimiento de la marca, una red de distribución corta y una escasa promoción del producto, que le impide abrirse paso en nuevos mercados y explotar la calidad de los muebles fabricados en Écija.