septiembre 22, 2020
El tiempo
Política

El Ayuntamiento anulará el contrato de la escuela hípica

El Gobierno local (PP-PA) ha iniciado el expediente para anular el contrato de construcción de la escuela hípica municipal, adjudicado en 2009 a la empresa malagueña Arriacon. Además, el equipo de gobierno estudia pedir responsabilidad a la empresa por posibles daños.

“Las obras debían estar terminadas en seis meses, pero estamos en octubre de 2012 y no han empezado”, señala la portavoz municipal del PP, Silvia Heredia, que anuncia que el gobierno local “está intentando resolver el contrato y pedir una valoración de posibles daños antes de volver a poner en uso las obras para terminarlas”.

La resolución de la revocación del contrato con Arriacon debe ser “corta en el tiempo”, según Heredia, “porque queremos hacer muchas actividades en la escuela hípica”.

El centro municipal ecuestre, en terrenos del Centro de Reproducción Equina de Écija, conocido como la Doma, está terminado en una primera fase, pero falta por llevar a cabo la colocación de instalaciones, sin las que no puede empezar a funcionar. Esta fase, adjudicada hace más de tres años a la empresa malagueña, remata la construcción del complejo ecuestre y consiste en la construcción de un edificio anexo al ya construido picadero cubierto que debe contener almacenes, oficinas, y las instalaciones de electricidad, saneamiento, redes de agua y demás indispensables para su funcionamiento diario.

Esta parte fundamental de las obras tiene un presupuesto de cerca de 282.600 euros, financiados al 50% por la Junta de Andalucía. El 50% restante corre por cuenta del Ayuntamiento ecijano que, no obstante, cuenta con el compromiso de la Diputación Provincial de Sevilla de asumir parte del coste de la obra.

“Hacen falta 60.000 euros para terminar las obras, según el propio adjudicatario, que dice que no está dispuesto a afrontar ese desembolso”, afirma Heredia, “así que tendremos que buscar recursos”.

Además, la portavoz municipal del PP recuerda que en julio pasado pagó a Arriacon una deuda de 18.000 euros que tenía con la adjudicataria de las obras, pero esta “no cumple con la ejecución del contrato”.

Arriacon se adjudicó la construcción de la escuela hípica tras dos concursos fallidos que obligaron a recurrir al sistema negociado sin publicidad para encargar las obras del proyecto.