septiembre 22, 2020
El tiempo
Cultura

Juan Méndez Varo repasa los cien años de historia de la calle Nueva

Coincidiendo con el primer centenario de la avenida Miguel de Cervantes, la asociación Amigos de Écija ha presentado el libro ‘Avenida Miguel de Cervantes, la calle Nueva, cien años en la memoria’, de Juan Méndez Varo, miembro directivo de la asociación cultural.

El libro, financiado en parte gracias a fondos Feder, repasa el nacimiento del proyecto de apertura de la calle, en abril de 1876, siendo alcalde el marqués de Santaella. La idea, expuesta por el edil Francisco Rodríguez Chacón, era abrir una gran vía que permitiera comunicar la plaza mayor, el Salón, con la carretera general a Madrid, más tarde autovía y hoy bulevar José Silva, para lograr una vía de entrada o de salida –según se vea – al corazón urbano de Écija, algo habitual en aquel siglo.

Bautizada como avenida de La Paz para conmemorar el final de las guerras carlistas, el proyecto no avanzó hasta iniciado el siglo XX. En 1905, el Ayuntamiento decide cambiarle el nombre por el de avenida Miguel de Cervantes, ante la celebración del centenario de la edición del Quijote.

En 1909 toma posesión de la Alcaldía Felipe Encinas y Jordán, al que se reconoce como ‘el padre de la calle Nueva’, mote con el que ya era conocida hace más de un siglo esta avenida que va a cumplir un siglo. Encinas y Jordán aceleró el proceso de expropiaciones y obras e inauguró la nueva calle el 20 de septiembre de 1912, coincidiendo con la feria de ese año.

Además del libro de Juan Méndez Varo, que incluye una completa colección de fotografías históricas, Amigos de Écija prepara más actos para conmemorar el centenario de la calle Nueva. Los principales son el descubrimiento de placas conmemorativas en el número 5 de la avenida Miguel de Cervantes y en la calle Cintería, en la casa en que vivió el alcalde Felipe Encinas, y la exposición de muchas de las fotografías históricas que ilustran el libro de Méndez Varo.

FOTO: Archivo de Juan Méndez Varo