julio 18, 2024
El tiempo
Política

El Ayuntamiento de Écija asume la tramitación de obras sin control arqueológico

El pleno del Ayuntamiento de Écija ha aprobado una instrucción aclaratoria, la número 10, del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), que elimina la obligación de tramitar ante la administración autonómica licencias de obras que no afecten a restos arqueológicos.

Ese cambio busca reducir “significativamente los plazos de obtención de las licencias de obra que se produzcan en el suelo urbano” tanto en el casco histórico como en el entorno del mismo, según el concejal de Urbanismo, Ángel Peña.

La modificación procedimental se concreta en que las obras que impliquen movimientos de tierra y que no afecten al sustrato arqueológico no tendrán que tramitarse ante la delegación territorial de Cultura y Patrimonio de la Junta de Andalucía en Sevilla, “algo que conlleva unos retrasos del orden de 8 meses, por el cúmulo de trabajo que tienen”, reconoce Peña.

Las licencias de esas obras se tramitarán “desde la oficina municipal de arqueología”, dice el edil de Urbanismo, que asegura que eso supondrá “que los plazos van a ser infinitamente más ágiles porque lo vamos a tramitar desde nuestro propio Ayuntamiento, y nos desvinculamos de lo que es de la delegación territorial, siempre y cuando no haya afección a al sustrato arqueológico”.

Peña calcula que el 90% de las obras que se llevan a cabo en Écija “no afectan a ese sustrato arqueológico, con lo cual el 90% de esas obras se van a ver reducidas en un plazo de licencia de en torno a 8 meses”. El edil explica que “lo común es que el sustrato arqueológico aparezca a partir de cota de sótano”, por lo que las obras en que haya una excavación que no exceda de una losa de cimentación – una excavación en torno a un metro de profundidad – no afecta al sustrato arqueológico “y ya no tenemos que acudir a la delegación territorial como hasta ahora sí estábamos haciendo”.

El concejal popular aclara que “siempre hay un control de un arqueólogo, en cualquier caso. Lo que ocurre que antes el expediente se tenía que tramitar en Sevilla sí o sí, indistintamente de la incidencia, con una carga de trabajo de unos 8 meses de media de retraso. Y ahora, el particular lo tramita directamente con la oficina municipal de arqueología, que en cuestión de un mes tenemos resuelto el levantamiento de la cautela arqueológica”.