diciembre 5, 2021
El tiempo
Política

El Ayuntamiento estudia mudarse de San Francisco a las casas anejas a Peñaflor

El Gobierno local de Écija estudia trasladar las dependencias municipales que se encuentran en la calle San Francisco a la calle Virgen de la Piedad, en concreto a las casas anejas del Palacio de Peñaflor, que está previsto restaurar en unos meses.

Es una medida provisional ante el retraso de año y medio que acumulan las obras de reconstrucción de las Casas Consistoriales, pendientes del reformado del proyecto que debía visar la Junta de Andalucía tras la rescisión del contrato con Dragados. Las previsiones municipales son que esas obras no puedan contratarse antes de 2022 ni iniciarse antes de 2023.

Eso supone que las Casas Consistoriales no estarían terminadas ni en uso antes de 2025 – el plazo de ejecución de las obras es de 24 meses y luego debe procederse a su amueblado y al traslado de todas las dependencias – por lo que el equipo de gobierno adelanta que busca una alternativa a la sede de la calle San Francisco, por la que paga un alquiler desde el año 2008.

Teniendo en cuenta todo lo ocurrido con la frustrada intervención de Dragados y con los plazos de la obra, y a raíz de la rehabilitación prevista de parte de las casas anejas del Palacio de Peñaflor, el Gobierno local afirma que va a plantear la posibilidad de llevar a la calle Virgen de la Piedad algunas administraciones públicas.

“Estamos hablando de una zona de casi 700 metros cuadrados para oficinas”, apunta el concejal de Desarrollo Urbano Sostenible, Sergio Gómez, que señala que las obras con cargo al Plan de Empleo Estable podrían empezar como muy tarde en marzo del año que viene. “Si estas obras se desarrollan convenientemente y existe posibilidad, cuanto antes podamos dejar de pagar alquiler en la calle San Francisco, a lo mejor las casas anejas es el lugar que necesitamos”.

Esas dependencias son de propiedad municipal. “No descartamos que el Ayuntamiento pudiera encontrar una sede temporal hasta 2025, y trasladar allí algún área y parte de las de Presidencia y Alcaldía al Palacio de Peñaflor”, señala Gómez.

Las casas anejas al Palacio de Peñaflor son unas dependencias del que dan a la calle Virgen de la Piedad y que fueron acondicionadas como habitaciones del frustrado hotel de Peñaflor. Hay un proyecto aprobado por pleno para invertir 226.000 euros del Plan de Empleo Estable – dinero del Estado condicionado a proyectos que repercutan en el empleo y el funcionamiento de la administración – en acondicionar estas dependencias para darles un uso administrativo y convertirlas en oficinas municipales o para otras administraciones.