diciembre 5, 2021
El tiempo
Política

Los residuos de la Comarca de Écija serán tratados en la planta de Campiña 2000.

Los residuos urbanos de los cinco municpios de la Mancomunidad de Municipios de la Comarca de Écija serán tratados a partir de ahora en el complejo medioambiental de la Mancomunidad Campiña 2000, ubicado en el término municipal de Marchena.

Así lo recoge el convenio firmado entre ambas entidades y que hace posible que aumente la prestación del servicio de recogida selectiva y tratamiento de residuos para una población de 62.000 habitantes, a razón de unas 70 toneladas al año.

En datos, el convenio supone que a la planta de tratamiento situada al pie de la A-92, llegarán anualmente 70.000 kilos de residuos urbanos procedentes de los doce pueblos de que forman ambas comarcas, prestando servicio a 170.000 personas, según los datos ofrecidos por la Mancomunidad Campiña 2000.

La presidenta de esta Mancomunidad, Teresa Jiménez ha destacado que Campiña 2000 tiene ante sí “un gran reto para el que estamos preparados” y esto no es solo porque el complejo ambiental tiene más capacidad del trabajo que en la actualidad realiza, sino porque este organismo está inmerso en la implantación de un Plan Estratégico que incluye varios proyectos y una gran inversión, tanto camiones como máquinas retroexcavadoras.

Teresa Jiménez insistió en que este nuevo convenio supondrá el “abaratamiento de los costes que se invertirán en el completo medioambiental, lo que repercutirá en la mejora del servicio para los doce municipios”, los siete que forman la Mancomunidad Campiña 2000 (Marchena, Arahal, La Puebla de Cazalla, Morón de la Frontera, Lantejuela, Paradas y Osuna) más los cinco que se incorporan de la comarca de Écija gracias a este convenio (Écija, Cañada Rosal, Fuentes de Andalucía, La Campana y La Luisiana).

Por su parte, David García Ostos, presidente de la Mancomunidad de la Comarca de Écija, resaltó el trabajo realizado para llevar a buen fin este convenio y agradeció la colaboración recibida por parte de los representantes de Campiña 2000 y  destacó que, además, aumentará la capacidad de gestión de la planta de reciclaje, lo que propiciará “ajustar los precios sin tocar las tasas que pagan los vecinos de la comarca, mejorando la atención y el servicio”.