enero 27, 2021
El tiempo
Sociedad

Luz roja sobre el síndrome 22q11

El campanario de la iglesia de San Juan y la fachada del Palacio de Peñaflor se iluminaron la noche del domingo 22 de noviembre para llamar la atención sobre el síndrome 22q11, una alteración genética que afecta unas 10.000 personas en España.

El síndrome 22q11 es una de las llamadas enfermedades raras que padecen uno de cada 3.000 recién nacidos. Se trata de una alternación genética que se produce durante el desarrollo embrionario y que puede provocar anomalías cardíacas congénitas, deficiencias en el paladar, dificultades de alimentación y gastrointestinales, deficiencias del sistema inmune o retraso en el crecimiento, el habla y el nivel cognitivo, así como diferencias conductuales, emocionales y otros trastornos.

La poca visibilidad de esta alteración dificulta su diagnóstico y, por tanto, su tratamiento, muy complicado toda vez que las personas que lo sufren se ven afectadas de forma muy distinta. Se vuelve así fundamental un diagnóstico precoz, porque mejora la calidad de vida de las personas afectadas.

Con vistas a que se conozcan más y mejor y eso mejore el posible tratamiento del síndrome 22q11 se ha lanzado una campaña de sensibilización y concienciación a nivel mundial que ha consistido en iluminar de rojo edificios en todo el mundo. La iniciativa, bautizada como ‘Luces por el 22q /Ligthing The 22q’, tiene como objetivo visibilizar el síndrome en diferentes localidades de la geografía española iluminando edificios o monumentos emblemáticos de rojo, color corporativo del 22q.

FOTO: La Raíz