octubre 28, 2020
El tiempo
Deportes

Polémica por la posibilidad de que el Écija pueda jugar en Tercera la próxima temporada

Hace tres meses, en mayo, la anulación de los descensos administrativos que aprobó la Real Federación Española para con las categorías que gestiona (de 2ª División B hacia abajo) abría la puerta a la posibilidad de que el Écija Balompié pudiese ocupar una plaza en 3ª División durante la temporada 2020/2021.

Esa posibilidad sigue en pie y la única condición para que eso pueda ocurrir es que el club sevillano pague la deuda que todavía mantiene con la AFE (Asociación de Futbolistas Españoles), una deuda que sobrepasa los casi 200.000 euros y que corresponde a salarios que el club ecijano no pagó a sus jugadores hace dos temporadas.

Ahora que ya se sabe que tampoco va a haber descensos deportivos, la situación no podría ser mejor para un Écija Balompié que esta temporada se ha quedado fuera de toda competición precisamente por ese impago de su deuda con la AFE. Y no podría ser mejor porque al club sevillano le basta con abonar el importe de lo que debe para quedarse en una Tercera División que, todo apunta, va a sufrir una reestructuración. Se habla de que el grupo X, donde militan los equipos de la provincia de Sevilla, se va a partir en dos subgrupos de diez equipos cada uno. Si el Écija paga, uno de esos subgrupos contaría con 11 equipos.

“Es injusto”

Para algunos, el hecho de que los ecijanos puedan quedarse en Tercera supone una adulteración del campeonato porque, en condiciones normales, su situación debería haber supuesto el descenso administrativo. Uno de los que ha alzado la voz para quejarse públicamente de esta anomalía es Antonio Calle, entrenador del Atlético Onubense. El técnico del equipo de Huelva ha manifestado recientemente que el Écija Balompié ha “adulterado la competición durante todo el año”. Calle ha dicho, además, que no entiende cómo “la Federación sigue dándole la oportunidad cuando el año pasado no cumplió (el Écija) como todos los demás. Ni siquiera tiene un plazo para hacer frente a su deuda”.

Foto: iagonmi

Con la polémica encima de la mesa, la Federación, con Luis Rubiales al frente, todavía no se ha pronunciado al respecto. Aunque de momento nada parece indicar que algo pueda cambiar en las próximas semanas. La oferta para el Écija en pie: si paga, jugará en Tercera en septiembre. Pero el caso es que nadie en el club se ha pronunciado sobre si se va a pagar la deuda, ni siquiera sobre si se tiene capacidad y liquidez para pagarla. Así que si el Écija aparecerá en las apuestas online de William Hill el año que viene es todavía una incógnita por resolver.

El club descarta una fusión

Una posibilidad para el Écija sería que se culminara una fusión entre varios equipos de la ciudad. Una iniciativa de la que, por ahora, el Écija Balompié no forma parte precisamente por su precaria situación económica. El dueño del club tampoco está de momento por la labor de que el equipo que dirige sea parte de una operación en la que sí parece que van a participar el Écija CF, el Écija Ciudad del Sol, la UD Astigitana o el CD Fútbol Aficionado de Écija.

En conclusión, hasta la fecha hay más preguntas que respuestas en lo que al futuro del Écija Balompié respecta. Lo único que parece claro es que la opción de que pueda acabar jugando en Tercera no es plato de buen gusto para algunos clubes que verían injusto que ese escenario terminase por darse. Las cartas, eso sí, están encima de la mesa del Écija, que tiene primero que decidir si se mueve para pagar la deuda. En caso de que lleguen los movimientos, habrá que ver en qué dirección van y si son suficientes para que el club sevillano vuelva a los terrenos de juego y lo haga en el grupo X de la Tercera División española.