febrero 18, 2020
El tiempo
Sociedad

Madres de alumnos del colegio San Agustín anuncian movilizaciones contra los recortes

Madres y padres de alumnos con necesidades educativas especiales del colegio público (CEIP) San Agustín anuncian que recogerán firmas y se concentrarán ante la Delegación Territorial de la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía si no se atiende su reclamación de más profesores para educación especial.

Las madres de alumnos protestan por el recorte en el personal de refuerzo para los siete alumnos gravemente afectados que deben recibir atención en el aula específica y los 29 que también necesitan de clases de educación especial para su integración.

En la actualidad, hay únicamente una persona para atender a estos escolares, según sus madres, que han llevado su demanda al Defensor del Pueblo Andaluz y han solicitado una reunión con la Delegación de Educación en Sevilla.

Las madres se han encontrado con el problema añadido de la dimisión del delegado provincial de Educación, con el que ya habían mantenido reuniones y que conocía su demanda. “Eso supone que todo va a llevar más retraso”, teme Jessica de la Vega, “hasta que la nueva delegada se informe de todo”.

“Peor para nuestros niños”, teme De la Vega, que señala que una inspección de Educación “reconoce que faltan recursos en todos los centros escolares de Écija, no solo en el San Agustín. El trimestre está terminado, por desgracia, y los niños siguen sin solución, así que, si no nos dan cita, haremos una concentración, recogeremos firmas y estamos pendientes de llevarlo al Parlamento”.

Las madres cuentan con el respaldo de la asociación de madres y padres (AMPA) del colegio, que esperan “haga más presión, a ver si así nos hacen más caso, porque por lo visto nuestros niños son alumnos de segunda”, denuncia De la Vega. “Cuando un maestro de cualquier asignatura se da de baja, rápidamente está la plaza cubierta: sin embargo, con nuestros hijos no”.

Los niños se están viendo afectados y no lo podemos consentir. No reciben atención personalizada porque falta personal, todo ha ido a peor”, relatan las madres, que advierten que “esto no va a quedar así, no lo vamos a consentir, porque los afectados son los niños y vamos a seguir luchando y a llevar esto a donde haga falta”.