julio 16, 2019
El tiempo
En el Aula Opinión

Escuchemos a los docentes

El Estudio Internacional de la Enseñanza y el Aprendizaje de la OCDE (TALIS, por sus siglas en inglés, Teachers and School Leaders as Lifelong Learners) es un cuestionario internacional sobre docentes, directores y el entorno de aprendizaje en los centros educativos que se realiza cada 4 años.

Para el estudio se selecciona al azar, en cada país, una muestra representativa de 4.000 docentes y sus directores de 200 centros educativos. TALIS  ayuda a los docentes, directores y otros agentes involucrados en la educación a reflexionar y debatir sobre sus prácticas y a encontrar formas de mejorarlas. Destacamos las siguientes claves del último estudio presentado el 19 de junio de 2019 por la Secretaría de Estado de Educación.

1.- ¿Quiénes son hoy en día los directores, los docentes y los estudiantes en las aulas?

La docencia fue la primera elección para el 62% de los docentes en España y para el 67% en los países y economías OCDE que participan en TALIS. En España, los docentes tienen, en promedio, 46 años de edad, por encima del promedio de edad de los docentes en los países y economías OCDE que participan en TALIS (44 años de edad).

Esto significa que España tendrá que renovar alrededor de tres de cada ocho miembros de su personal docente durante la próxima década. Los directores tienen en promedio 7 años de experiencia laboral, lo que es inferior al promedio de los países y economías de la OCDE que participan en TALIS (10 años).

El 5% de los directores declara comportamientos de intimidación o acoso escolar entre sus estudiantes, proporción casi tres veces más alta en el promedio OCDE (14%).

En España, el 22% de los docentes trabaja en escuelas con más del 10% de estudiantes cuyo primer idioma es diferente al idioma de instrucción.

En España, el 26% de los docentes trabajan en centros educativos donde al menos el 10% de los estudiantes tienen origen migrante (promedio OCDE 17%).

2.- ¿Cómo se forman los docentes y los directores?

Solo el 26% de los docentes afirman haber participado en algún tipo de tutoría al profesorado formal o informal cuando comenzaron a trabajar en su centro educativo actual, en comparación con el 38% de los docentes en los países y economías de la OCDE que participan en TALIS.

Únicamente el 22% de los docentes nuevos en la profesión (con hasta 5 años de experiencia) tienen un tutor asignado. En España, esta proporción es del 10%.

En promedio, en toda la OCDE, los directores generalmente tienen un nivel de educación formal más alto que los docentes. Sin embargo, solo la mitad de ellos ha completado, al menos una vez, algún curso o programa de formación para ser directores antes de asumir su puesto como director.

La proporción de docentes que participan en formación basada en el aprendizaje y la observación entre iguales es del 19%, inferior al promedio de la OCDE (44%) y una de las proporciones más bajas entre los participantes de TALIS. A su vez, solo el 24% de los docentes en España declara participar en una red de docentes (promedio OCDE 40%).

3.- Enseñanza a estudiantes con diversas capacidades y necesidades.

En promedio en España, el 19% de los docentes trabajan en aulas con al menos el 10% de los alumnos con necesidades educativas especiales, inferior al promedio en los países y economías de la OCDE que participan en TALIS (27%).

En España, el 35% de los docentes han recibido formación para enseñar en clases con grupos de distintas capacidades como parte de su educación formal inicial (promedio OCDE 62%), mientras que el 28% de los docentes se sintieron preparados para enseñar en dichos entornos cuando terminaron sus estudios (promedio OCDE 44%).

A la luz de los datos y a tenor de las evidencias acumuladas podemos afirmar que urge en España un modelo radicalmente nuevo de formación inicial en las universidades, un sistema de acceso a la función pública docente realmente selectivo, exigente y riguroso, con un periodo de prácticas extenso y adecuadamente tutorizado, junto a una carrera profesional  evaluada por la inspección y con efectos tanto para aquellos que logran los objetivos como para los que no. Este es uno de los verdaderos y necesarios debates para mejorar la educación en España y, por desgracia, no se quiere afrontar con realismo sino con ocurrencias.

 

Javier Fernández Franco

Inspector de Educación

 

@javierfrancofer