octubre 25, 2020
El tiempo
Política

La CHG incluye San Calixto en el borrador de inversiones para el próximo lustro

La Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) mantendrá hasta el próximo 30 de abril en exposición pública el borrador de la tercera fase de su plan hidrológico  nacional, en el que ha incluido la construcción de la presa de San Calixto, la solución definitiva a las inundaciones por de Écija por el Genil, según todas las opiniones.

Esa previsión deberá ser firme en la primavera del año que viene. Según el Gobierno local (PSOE), la CHG ha invitado al Ayuntamiento de Écija a participar con aportaciones sobre el embalse de regulación de San Calixto, a fin de evaluar su rentabilidad económica y social, tal y como establece la normativa europea.

En el borrador de inversiones de la CHG para los próximos cinco años, la presa de San Calixto aparece en el puesto 18 por orden de importancia. “El último plan de inversiones tenía 54 proyectos”, apunta Sergio Gómez, concejal de Gestión del Espacio Urbano, para quien eso indica que el proyecto del embalse “está numerada y muy valorada”.

No obstante, el edil muestra cautela y pide “no perder de vista que ya hace bastantes años se declararon estas obras como de interés y figuraba en los orígenes de la primera fase del plan hidrológico”. El embalse de San Calixto ha sido una promesa repetida por los distintos gobiernos centrales desde 2007, de hecho.

“Se está gestando ahora el documento”, resume Sergio Gómez, “está andando esta demanda de todos los grupos políticos de la corporación y, en definitiva, de la ciudadanía. San Calixto está muy bien posicionado, ahora se están debatiendo las inversiones para los próximos cinco años y estaremos pendientes para contestar y aportar todo lo que nos pidan”.

Entre otros, el Ayuntamiento tiene previsto remitir a la CHG todos los acuerdos plenarios sobre la necesidad de esta obra de seguridad ante las inundaciones, sin olvidar también “el beneficio que puede generar a miles de hectáreas de regadío el almacenamiento de estas aguas”.

“Con las últimas inundaciones de marzo y octubre de 2018 ha quedado patente la necesidad de regular el cauce del Genil”, expone Gómez. “Tenemos una serie de obras que se hicieron desde 1997 y que han ido en beneficio de la ciudad, pero aún queda regular el cauce del río y San Calixto puede ser una solución definitiva”.

Para el concejal de Gestión del Espacio Urbano, “ahora es el momento en que se está cortando el bacalao a nivel de inversiones en el Ministerio de Medio Ambiente, y es fundamental que dentro de los próximos cinco años podamos ver esta obra, si no ejecutada, si en ejecución”.