diciembre 12, 2018
El tiempo
Sociedad

Aemet pronostica para agosto un tiempo similar al registrado en julio

La ola de calor que ha llevado el mercurio por encima de los 40 grados y ha hecho casi imposible conciliar el sueño algunas noches, llegó a su fin este pasado lunes. Un cambio de tiempo va a hacer descender los termómetros de forma paulatina a partir de hoy, según la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

Aunque para este martes se ha activado la alerta naranja por temperaturas mínimas elevadas, Meteorología pronostica un descenso de hasta diez grados menos que los registrados la pasada semana, cuando se han llegado a padecer máximas de 44 grados en la ciudad de las torres.

La Agencia Estatal de Meteorología ha pronosticado que agosto recuperará el tiempo registrado durante el mes de julio, que estuvo marcado por temperaturas más frescas de lo normal y tormentas significativas.

Así, Aemet señala que esta semana se producirá un descenso gradual de las temperaturas desde el martes al jueves cuando pasarán de estar entre 5 y 10 grados por encima de los valores normales en el conjunto de España a justo la situación contraria, a temperaturas de entre 5 y 10 grados centígrados más frías de lo que corresponde en estas fechas del verano.

Explica Meteorología que el aire tan cálido que ha soplado sobre España estos días será desplazado por la llegada de aire fresco procedente del Atlántico que entrará por el norte y noroeste junto con una vaguada que, asociada al aire frío, provocará de nuevo tormentas en el norte y noreste peninsular.

Tras “dar por terminada” la ola de calor, aunque el martes todavía se esperan temperaturas elevadas con 41 grados de máxima y mínimas de 23, el miércoles se podrá rondar los 38 grados centígrados de máxima y mínimas de 21, “un descenso de cuatro a seis grados centígrados respecto a los días pasados”, pero siguen siendo altas.

Las temperaturas experimentarán un descenso notable, sobre todo el jueves, cuando se espera que se registren 34 grados de máxima y 18 grados de mínima. Estas, las mínimas, todavía se espera que bajen un grado más el viernes, hasta los 17, para estabilizarse en torno a 21 grados a partir del fin de semana.