septiembre 18, 2019
El tiempo
Sociedad

Anuncian la exhumación de los restos de fusilados del franquismo

La semana que viene podrían empezar los trabajos previos a la exhumación de los restos de las personas represaliadas por la dictadura franquista que se encuentran en la cripta de la fosa común del cementerio de Écija, una actuación anunciada el pasado mes de marzo por la Dirección  General  de  Memoria Democrática de la Junta de Andalucía.

En concreto, las actuaciones previstas en Écija se van a centrar en la indagación, localización, delimitación y exhumación de restos de personas asesinadas tras el golpe de estado de julio de 1936. Lo va a llevar a cabo el equipo formado por las arqueólogas Carmen Romero e Inmaculada Carrasco y la arqueóloga forense Inmaculada López.

La idea es abrir la fosa, clasificar los restos de las personas represaliadas y devolvérselos a sus familiares una vez realizado el análisis del ADN. Previamente al trabajo arqueológico y forense, Romero, Carrasco y López han acudido a fuentes documentales, fundamentalmente las investigaciones de Carmen y Ángeles Jiménez Aguilera, y de José Mª García Márquez, para prever el contenido del enterramiento.

“A través de testimonios orales de familiares y fuentes documentales en registros civiles y militares se habla en principio de 292 casos documentados”, señala Carmen Romero, “y de 148 muertos en los primeros tres meses de la represión, que fueron a parar, todos, a fosas comunes, por la rapidez de los fusilamientos y la ocultación de los cuerpos”.

Los restos de víctimas de esos fusilamientos fueron trasladados en los primeros años 80 del siglo pasado a la cripta del cementerio de Écija, un enterramiento secundario, por tanto, según las arqueólogas, que explican que “no sabemos lo que nos vamos a encontrar ni en qué condiciones” pueden estar los restos de los aproximadamente 300 represaliados que fueron trasladados a la cripta “sin ningún tipo de censo ni de actuación científica”.

Tampoco existen garantías del estado de conservación del ADN de los restos. “Si es óptimo, se procederá a la exhumación completa de los restos, su limpieza mecánica y el estudio antropológico de las muestras de material genético para la entrega a los familiares”.

Para el concejal de Presidencia del Ayuntamiento de Écija, José Antonio Rodríguez, el proyecto de exhumación de las víctimas del franquismo en Écija sirve para “reivindicar que queda mucho por saber y aprender de lo que fue la represión en España, en Andalucía y en Écija, y vamos a intentar que esto sirva para aportar un poquito más de luz de lo que ha pasado en una época oscura de nuestra historia”.

Écija es, junto a Aznalcóllar, Benacazón, Lora del Río, Salteras y Umbrete, uno de los municipios de la provincia de Sevilla donde está previsto llevar a cabo tareas de indagación-localización,  delimitación,  exhumación, estudio antropológico e identificación genética, si procediera, de los restos de la fosa común.