abril 15, 2021
El tiempo
Cultura

Catequesis cofrade del pregonero para anunciar la Semana Santa

Una hora y cuarenta y cinco minutos ha durado el pregón de la Semana Santa de 2018, ensalzado por Salvador Caldero Bermudo, cofrade del Silencio y de la Virgen del Valle, que ha ofrecido una catequesis de fe cofrade.

Repasando los misterios del Rosario, Caldero Bermudo ha deslizado su pregón por el relato evangélico del prendimiento, pasión, muerte y resurrección de Cristo, encabezando cada episodio con un pasaje de los Evangelios y enlazando cada uno de estos con su representación en la Semana Santa ecijana.

“Hágase la luz; y la luz se hizo”, ha comenzado su relato el pregonero, presentado por Marco Díaz, su predecesor y hermano también del Silencio, que ha revelado que el sueño del Caldero niño era cumplir catorce años para salir con su hermandad en Semana Santa, y que, en 2018, cumple otro sueño: pregonar la fiesta.

Caldero Bermudo pidió la venia en verso, repasando cada una de las hermandades ecijanas en una presentación que fue también un agradecimiento. A continuación expresó “qué difícil es hacer un pregón, hermanos, qué miura más astifino que hay que torear”. El pregón cofrade es “un ser vivo, que surge y que pasa”, afirma.

El pregón de Caldero Bermudo ha surgido de la fe, ha sido una catequesis cofrade pidiendo vivir de acuerdo a las enseñanzas de Cristo, y que ha terminado con una alabanza a la Virgen María.