abril 16, 2021
El tiempo
Política

Ecijanova y el teatro empañan la media de pago a proveedores

En el primer trimestre del año, el Ayuntamiento de Écija acortó el plazo medio de pago a sus proveedores hasta 155,28 días. El plazo ha aumentado en el segundo trimestre, hasta los 159,05 días, a pesar de que se reduce en la mayoría de empresas públicas. Únicamente dos, Ecijanova y el Teatro Municipal, empeoran la media.

Según datos del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas facilitados por el Ayuntamiento ecijano, de estas dos, Ecijanova sigue pagando sus facturas en el plazo legal de un mes, a pesar de que ha pasado de hacerlo en 15,50 días a pagar a 29,43 días. La Empresa Municipal de Urbanismo, que paga a 16,32 días, y el organismo de atención a personas con discapacidad, Prodis, que lo hace a menos de diez días (9,44) también cumplen el plazo legal para hacerlo.

Sigue por encima de ese plazo legal Écija Comarca TV, que paga a 86,19 días, pero que ha recortado el plazo medio de pago de sus facturas en casi 37 días – lo hacía en 123 días en el primer trimestre del año –; también la Fundación Municipal del Museo Histórico paga más tarde de lo legal, en 94,09 días, una plazo nueve días mejor que los 103,14 en que pagaba en el primer trimestre; y el organismo autónomo de Deportes también ha mejorado sus plazos en nueve días, y pasa de pagar en 198,26 a hacerlo en 189,15.

El peor pagador vuelve a ser la Fundación Municipal de Artes Escénicas (FMAE). La entidad que gestiona el Teatro Municipal ha pasado de pagar a 421,24 días a hacerlo en 447,50 días, más de veintiséis días más que en el primer trimestre de este año.

Ese dato empeora la mejora general en la media de pago de la mayor parte de las entidades periféricas del Ayuntamiento de Écija en el segundo trimestre de 2017 con respecto al primero. La Ley de Estabilidad Presupuestaria, establece que el periodo medio de pago a proveedores es uno de los indicadores para determinar si hay o no estabilidad presupuestaria.

Dos meses consecutivos sin ella obligan a elaborar un plan económico-financiero, con los recortes que se van a tomar para reconducir esta situación y pagar en tiempo y forma ya que, si la situación persistiera, los ayuntamientos pueden verse limitados en el acceso a operaciones de crédito o necesitar el visto bueno del Estado para acceder a subvenciones y ayudas.