enero 27, 2022
El tiempo
Sociedad

Vista para sentencia la demanda por las seis inundaciones de 2010

La demanda de varios vecinos de Écija afectados por las seis inundaciones sufridas por la ciudad en diciembre de 2010 está vista para sentencia, según Fernando Osuna, el abogado que defiende a los afectados, que afirma que la sentencia “saldrá en breve”.

En un comunicado, Osuna afirma que “ya se han practicado todas las pruebas, habiendo formulado las partes sus conclusiones” al procedimiento que se sigue en la Audiencia Nacional, que instruye el caso tras declararse incompetente el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía.

En el proceso, las tres administraciones (central, local y autonómica) se “han culpado entre sí”, según Osuna. “La Junta de Andalucía defiende que la competencia para resolver el procedimiento de responsabilidad patrimonial corresponde a la Administración del Estado y que era el Ayuntamiento de Écija el competente para el mantenimiento y limpieza del arroyo al discurrir por el casco urbano”, señala el abogado de los afectados.

“Asimismo, defiende que existe fuerza mayor porque las lluvias de diciembre de 2010 fueron excepcionales”, mientras que “el Ayuntamiento de Écija únicamente alega que la competencia para el mantenimiento de cauces de ríos y arroyos es de la Comunidad Autónoma”, explica Osuna.

Por último, la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) “indica que la  Junta de Andalucía era quien en el momento de producirse las inundaciones gestionaba materialmente la cuenca hidrográfica del Guadalquivir en el territorio andaluz, por lo que sería ella la responsable”.

Por su parte, los afectados a los que defiende Fernando Osuna sostienen en su demandad que las lluvias caídas en diciembre de 2010 no colman la capacidad del cauce del arroyo Argamasilla, que inundó parte del casco urbano en diciembre al desbordarse. En opinión de estos vecinos, fue el deficiente estado de limpieza del Argamasilla lo que “redujo considerablemente el cauce” del mismo hasta el punto de que el tramo soterrado del arroyo quedó obstruido y “la obstrucción provocó el suceso”.