noviembre 29, 2021
El tiempo
Política

La Junta dice que el desvío del Argamasilla estará en noviembre

Las obras de desvío del arroyo Argamasilla estarán terminadas para el próximo mes de noviembre, según la Junta de Andalucía. El consejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, José Fiscal, ha confirmado en una visita a Écija que las obras están ya al 98%”.

Según el consejero de Medio Ambiente, las obras de desvío del arroyo “están prácticamente terminadas, y es nuestra intención que se terminen en el mes de noviembre”. De todas formas, y según Fiscal, “la obra ya está preparada para cumplir el objetivo final, que es evitar las inundaciones en Écija”.

El consejero de Medio Ambiente sostiene que las obras ponen fin a las riadas que ha provocado en la ciudad el desbordamiento del Argamasilla. “Se va a dar por fin solución a un problema histórico del municipio”, afirma Fiscal, que recuerda que “la presidenta de la Junta de Andalucía se comprometió a que en otoño estaría la obra terminada y, si no pasa nadar raro y no tiene por qué, así será”.

“Estamos hablando de una de las obras de este tipo más ambiciosa que se han realizado en Andalucía en los últimos años, con un presupuesto de 34 millones de euros”, enfatiza el responsable de Medio Ambiente, “y voy a tener la responsabilidad cómo consejero de recoger el trabajo hecho por otros compañeros que anteriormente se comprometieron con Écija e iniciaron una obra de esta envergadura”, sostiene.

Las obras de desvío del arroyo Argamasilla se iniciaron en enero de 2010 pero quedaron paralizadas por impagos en abril de 2012. La intervención estuvo paralizada durante un año hasta que, en abril de 2013, la Junta de Andalucía reactivó el encauzamiento y aseguró más tarde su pago con un crédito europeo.

El encauzamiento del Argamasilla se realiza a lo largo de 3,2 kilómetros en el cauce del arroyo, que se derivará al río Genil, fuera de los límites del casco urbano. Además de las aguas del Argamasilla, el nuevo cauce recoge las de los arroyos Físico, Barrero, Cabrera, San Cristóbal y Cementerio. Gracias a esta iniciativa, Écija podrá estar preparada para soportar avenida de caudales de 278,55 metros cúbicos por segundo, mientras que el encauzamiento que soportaba en el momento de las inundaciones de 2010 era tan sólo de 15,6 metros cúbicos por segundo.