noviembre 28, 2021
El tiempo
Política

Luz verde al convenio para la acometida eléctrica al hospital

La corporación municipal ha aprobado en pleno el convenio con la empresa pública Tragsa para ejecutar la acometida eléctrica necesaria para poner en marcha el nuevo centro hospitalario de alta resolución (chare), necesaria para que el complejo sanitario entre en funcionamiento una vez terminado.

El Ayuntamiento de Écija ha negociado la acometida eléctrica que permita que el futuro hospital comarcal esté en funcionamiento y no se convierta en un ‘edificio fantasma’. Según fuentes municipales, es necesaria una subestación eléctrica para suministrar los 800 kilovatios (kW) necesarios para surtir al centro sanitario cuando esté a pleno rendimiento, como se comprometió en marzo de 2007 el consistorio entonces presidido por el socialista Juan Wic.

Ante el elevado coste de esta instalación, el Ayuntamiento ecijano acordó durante el pasado mandato (PP-PA) con Tragsa establecer una línea de alta tensión entre Écija y la pedanía de Villanueva del Rey, que permita suministrar electricidad al futuro hospital, al polígono industrial La Fuensanta y a la inacabada urbanización de Puente Onuba en el sector UPR-4, terrenos propiedad de una entidad bancaria.

El convenio se concreta en que la empresa pública Tragsa avalar ante Endesa la realización de unas obras que conllevan la redacción de un proyecto (que debería hacer Endesa) y la expropiación de terrenos (que corre a cargo del Ayuntamiento).

El Ayuntamiento pagaría los casi 2,2 millones que cuesta el tendido y la acometida en tres años; en el presupuesto para este año hay consignados 335.559 euros; otros 749.300 los pagaría el consistorio en 2016; y en 2017, los ecijanos abonarían 1.108.661 euros para terminar de pagar el tendido eléctrico para el hospital, La Fuensanta y la frustrada urbanización de Puente Onuba.

Todos los grupos municipales, salvo Écija Puede-Podemos, votaron a favor del convenio, lo que no evitó las críticas al acuerdo. Desde Fuerza Ecijana (FuE) se vaticinó que el hospital “no va a servir para nada”; IU apuntó que aún no se ha firmado el convenio con Endesa para realizar el tendido eléctrico, pero “si el hospital está a punto de finalizarse hay que abrirlo”, señalo el concejal David Delis.

Écija Puede basó su voto en contra en que el acuerdo no aclara los gastos a sufragar por la entidad bancaria propietaria del UPR-4, lo que no garantiza la aportación de estos. “No reza que haya obligación legal de los propietarios de pagar”, señaló la portavoz, Valle Fernández, para quien “hace falta el hospital, pero es importante que los propietarios privados se comprometan al pago” del coste de la acometida eléctrica.

En similares términos, el Partido Andalucista considera que “no está acreditado el pago de los propietarios privados”. “Nos podemos ver en que si no quieren pagar la acometida pueden no hacerlo”, vaticinó la portavoz andalucista, Mónica Bascón, que considera que con la aprobación del acuerdo “se hipoteca a los ciudadanos con dos millones de euros” y pidió “no estrenar el hospital a cualquier precio”.

Desde el PP se censura que “vamos a pagarle a Endesa una línea eléctrica para que ellos luego nos vendan su producto”. “Pero el monopolio es tal que hay que tragar”, lamentó el portavoz popular, Ricardo Gil-Toresano, bajo cuyo mandato como alcalde se aprobó de forma provisional este acuerdo. Gil-Toresano apuntó que “si Endesa quiere, puede dar el suministro ya”.

Por último, el PSOE aseguró que el pago de los propietarios privados que se verán beneficiados con esta operación está garantizado. El concejal de Gestión del Medio Urbano, Sergio Gómez, apuntó que a las arcas públicas les costará la operación 1,4 millones; algo menos de 390.000 euros pagarán los dueños de la antigua urbanización de Puente Onuba y en torno a 300.000 los propietarios del polígono industrial La Fuensanta.