diciembre 5, 2021
El tiempo
Política

Confían en firmar en 2016 el inicio de la obra del Ayuntamiento

El Gobierno local (PSOE) se ha comprometido a incluir en los presupuestos municipales para el año que viene las partidas económicas para firmar el acuerdo de ejecución de las obras de rehabilitación de las Casas Consistoriales, una vez recibido el proyecto de manos de la Junta de Andalucía.

El proyecto para rehabilitar las Casas Consistoriales ya está en manos de los técnicos municipales encargados de su supervisión, según el equipo de gobierno, que asegura que su intención es “tener una casa consistorial digna, abierta, cercana y moderna”.

“Vamos a tratar de articular los mecanismos para que en los próximos presupuestos podamos incluir las partidas para firmar el convenio de ejecución de la obra”, apunta el concejal de Gestión del Medio Urbano, Sergio Gómez, que define el proyecto de reconstrucción del Ayuntamiento como “fantástico”. “Recoge toda la última normativa en eficiencia energética”, señala Gómez, para quien la rehabilitación de las Casas Consistoriales es “una inversión necesaria para esta ciudad”.

La reconstrucción del edificio del Ayuntamiento de Écija está presupuestada en 4 millones de euros. La aportación municipal asciende a 1,2 millones que el anterior Gobierno local (PP-PA) había planificado pagar en tres anualidades, de 2014 a 2016, a razón de 400.000 euros anuales. Los restantes 2,8 millones de euros para la rehabilitación de las casas consistoriales en la emblemática Plaza de España, el Salón, los debe aportar la Junta de Andalucía, con cargo a fondos europeos.

El Ayuntamiento de Écija se rehabilitará según el proyecto ‘Ecijapac’, del arquitecto sevillano José Antonio Carbajal Navarro, que ganó los 17.000 euros del concurso de ideas celebrado en 2007 y convocado por la Junta para esta obra. La fachada neoclásica, perfectamente reconocible, y el salón de plenos, cubierto con un artesonado renacentista del siglo XVI, serán los únicos elementos actuales que se conservarán en el futuro edificio consistorial, cuya fachada está cubierta con una imagen de la misma, desde mayo de 2012, para tapar la mala imagen del edificio en obras y apuntalado.