enero 27, 2022
El tiempo
Sociedad

Pregón confalonero para alzar el telón de la Semana Santa

La Semana Santa ecijana de 2015 ha echado a andar con su pregón. Como es habitual, Francisco José Durán, hermano del Confalón, ha repasado cada una de las hermandades astigitanas en una proclama en la que no han faltado recuerdo y vivencias del pregonero.

Escoltado en el escenario del teatro municipal por un estandarte de la Virgen de la Esperanza y por una imagen de la Virgen del Valle, y recordando los 400 años del Voto Concepcionista que celebra Écija, Durán ha puesto en pie al patio de butacas en dos momentos: el primero al lanzar los típicos ‘vivas’ a los titulares de su hermandad, el Confalón; y el segundo al pedir un aplauso en recuerdo de Esteban Santos, cofundador de la hermandad de la Mortaja, fallecido el Viernes Santo de 2014.

En su pregón, Durán ha recordado sus experiencias como penitente y como costalero, ha exaltado a la Madrugá – “hay que vivirla al menos una vez en la vida”, ha sentenciado – y ha contado anécdotas para tratar de explicar la Semana Santa de Écija, de la que no ha obviado siquiera los ‘via crucis’ por los bares de la ciudad, “en que uno hace tiempo y espera el paso de las hermandades”.

También ha cantado el pregonero de 2015 a disfrutar de Écija en Semana Santa, “del repique de campanas, de torres y espadañas, hasta del olor a azahar que perfuma calles y plazuelas de mi pueblo”. Durán ha terminado su pregón como lo empezó, evocando la vocación mariana de la ciudad, que este año celebra un año jubilar por el IV Centenario del Voto Concepcionista.