noviembre 28, 2021
El tiempo
Sociedad

Un calendario solidario para dejar volar los sueños

Doce fotos para ilustrar doce sueños que llevar a cabo en los doce meses de 2015. La asociación ecijana Voler ha editado un calendario en el que cada mes está ilustrado por una fotografía que quiere ser la plasmación de un sueño y con cuya venta quiere recaudar fondos para otro colectivo ecijano, la Asociación de Padres y Madres de Personas con Discapacidad Intelectual y Sensorial La Raíz.

En concreto, Voler quiere ayudar a financiar la experiencia de autogestores, los grupos que La Raíz forma con personas con discapacidad para fomentar su autonomía. A ellos dedica la recaudación de su calendario, del que quedan apenas medio centenar de una tirada de 560 ejemplares que se venden a cinco euros.

Voler es una asociación sin ánimo de lucro “que de una manera artística y creativa queremos promover valores éticos y morales tan necesarios en esta época”, explican al unísono Christine Ros Lang, Mónica Bascón y Ángela Ruiz de Alarcón (de izquierda a derecha en la foto). Las tres cuentan la historia de Voler. “Nos conocimos en clase de ballet, y de ahí el nombre de la asociación y nuestro logo, que es una bailarina”, siguen.

El nombre de Voler también tiene que ver con el motivo del calendario. “Voler es ‘volar’ en francés, dejar volar tus sueños”, dicen. Y añaden que con el logo identificativo de la bailarina quieren dar valor “al espíritu de la bailarina, a la idea de que hace falta mucho esfuerzo y mucho trabajo para conseguir lo hermoso del gesto y la actitud del baile. Para vencer las limitaciones”, enfatizan.

En este sentido, en el calendario de Voler hay fotografías que invitan a mirar siempre hacia delante, a mantener una actitud siempre positiva, a defender la sostenibilidad y a pelear contra la desigualdad. También declaraciones de intenciones como “El arte es la expresión libre del alma que desea volar”.

Cada una de esas doce ideas se ilustra con una fotografía de fotógrafos ecijanos que han colaborado de forma desinteresada con Voler, la misma colaboración desinteresada que han prestado clubes locales, como el de baloncesto o el Club de Patinaje de Écija.

“La verdad es que estamos bastante contentas con la respuesta de la gente, nos sorprendió la acogida”, relatan las bailarinas de Voler, que llevan poco tiempo en activo pero que ya se han hecho un hueco con sus actividades a beneficio de asociaciones de atención a personas con discapacidad. El pasado mes de abril ‘tiñeron’ de azul la torre de la iglesia de San Juan, iluminándola con focos de ese color para conmemorar el Día Mundial del Autismo y durante el año pasado llevaron a cabo una campaña a favor de las personas con síndrome de Down que consistió en que la gente les enviara fotos de calcetines puestos en las manos.

Esta última tuvo una extraordinaria acogida. “Saltó de Écija a gente que estaba fuera, a través de las redes sociales, y empezaron a llegarnos fotos de personas de Chile y de Italia, entre otros países”, recuerdan. El éxito fue tal que una empresa – “que prefiere quedar en el anonimato” – les ofreció un euro por cada foto de manos enguantadas con calcetines. Recogieron 300 euros que donaron a La Raíz, la misma asociación que se va a beneficiar del calendario de los sueños de Voler.