noviembre 29, 2021
El tiempo
Cultura

Las Teresas abandonan el primer monumento nacional de Écija

La comunidad religiosa de las carmelitas descalzas abandona en marzo el Convento de San José, conocido como el de las Teresas, que es el primer edificio de la ciudad que fue declarado monumento nacional. Además, la marcha de las monjas pone fin a casi 400 años de presencia de las carmelitas descalzas en Écija.

El abandono del edificio, que ocupan las monjas carmelitas desde 1640 aproximadamente, puede ir acompañado de un presunto expolio, que ha denunciado la asociación cultural Amigos de Écija, que alerta de que, en los últimos días, se han estado trasladando bienes del interior del edificio “por la puerta trasera del convento, sin que conste se haya procedido al oportuno inventario”.

Amigos de Écija califica este episodio de expolio, “un delito muy grave” y pide la intervención de las administraciones y la mediación del Arzobispado para evitar la pérdida patrimonial que temen con el cierre del convento.

“Es un monumento nacional desde los tiempos de la II República, que obtuvo esa catalogación en la misma lista en que aparecen, entre otras, la Torre del Oro, de Sevilla”, relata el vicepresidente de Amigos de Écija, Juan Méndez Varo, que destaca el excepcional interés arquitectónico de la clausura, “que conserva numerosísimos e importantes restos del palacio adquirido por la comunidad en el siglo XVII”, en concreto, el artesonado y las yeserías del antiguo palacio, en el que las monjas residen desde 1640 aproximadamente.

El arcipreste de Écija, Ángel del Marco, capellán además del convento, confirma la marcha de Écija de las religiosas. “Es una comunidad muy pequeña y pobre, que no puede mantener una casa tan grande con sólo cinco o seis monjas” que “pasan más tiempo ocupándose del mantenimiento del edifico que desarrollando su vocación de vida contemplativa y de oración”.

Y es que, según el catastro, el Palacio de los Condes de Palma, tiene una superficie de parcela de 4.997 metros cuadrados y 5.604 de superficie construida.

Desde el Ayuntamiento de Écija se ha contactado con la delegación territorial de la Consejería de Cultura en Sevilla para que supervise el traslado de bienes desde el convento ecijano. “Hemos solicitado una inspección al inmueble y a la Junta que vele por que se tomen medidas, ya que es quien tiene las competencias”, aclara el concejal de Cultura, Fernando Reina (PA), que lamenta que “no exista un inventario de bienes” que permita confirmar el presunto expolio que teme Amigos de Écija.