enero 25, 2022
El tiempo
Sociedad

Enel-Endesa gestionará el alumbrado por 492.000 euros

El pleno de la corporación tiene previsto aprobar hoy la declaración de la oferta de Enel Sole-Endesa Ingeniería como la más ventajosa para hacerse con el contrato de la gestión del alumbrado público para los próximos quince años.

Como ya anunció Écija Al Día, la Unión Temporal de Empresas (UTE) Enel Sole-Endesa Ingeniería ha rebajado hasta los 492.000 euros anuales los 600.000 euros que ofrecía pagar el Ayuntamiento de Écija cada uno de los quince años que la gestión integral del alumbrado de la ciudad esté en manos privadas.

El precio ofertado ha inclinado la balanza a favor de Enel Sole-Endesa, ya que tanto esta UTE como Aeronaval de Construcciones (Acisa) – la otra aspirante en el concurso para el mantenimiento del alumbrado público de Écija – cubrieron las expectativas técnicas en cuanto a calidad del servicio y luminiscencia, entre otras cuestiones, marcadas al inicio del concurso de adjudicación.

Fuentes municipales señalan que el Ayuntamiento de Écija había puesto el límite del pago anual en 600.000 euros, una cifra rebajada ampliamente en la oferta de ambas aspirantes: Acisa pedía 559.000 euros al año como pago y Enel Sole-Endesa ha rebajado hasta 492.000.

Esa última cantidad supone un ahorro de 228.000 euros en el coste anual del alumbrado público, según fuentes del Gobierno local (PP-PA), ya que el Ayuntamiento debía pagar 620.000 euros cada año en la factura de la luz y otros 100.000 euros aproximadamente en el mantenimiento y sustitución de luminarias.

Si termina por adjudicarse el contrato de mantenimiento y gestión del alumbrado público de Écija, la UTE Enel Sole-Endesa cambiará la práctica totalidad de las luminarias de la ciudad (alrededor de 6.800) con una inversión prevista de 2,8 millones, según el equipo de gobierno, para cumplir la normativa europea y autonómica de eficiencia energética.

También está previsto que se cambien los brazos de las farolas – en la foto, algunos modelos – por otros “más acordes con el entorno”, centralizando la gestión del alumbrado y programando incluso la intensidad lumínica.

De acuerdo a los plazos legales establecidos, el equipo de gobierno calcula que en mayo podría estar adjudicada la gestión integral de la iluminación pública “y en seis meses a partir de la adjudicación tienen que estar cambiadas todas las luces”, por lo que antes de final de año estarían instaladas las nuevas luminarias.