octubre 19, 2020
El tiempo
Política

Desde este lunes la plaza del Salón está parcialmente cerrada al tráfico

Desde este lunes, 20 de julio, el centro de Écija va a quedar cerrado al tráfico con carácter permanente. Solamente las personas residentes y otras con autorización, como los comerciantes, servicios públicos y de carga y descarta en horario de mañana, podrán acceder en coche a la Plaza de España, el Salón.

El Gobierno local (PSOE), sostiene que “con esta medida se va a ofrecer una imagen de ciudad amable y segura en su centro histórico artístico. El cierre del tráfico no es radical puesto que estará abierto para residentes, bicicletas, movilidad reducida, parking, servicio público, emergencias y carga y descarga, ésta última establecida entre las siete de la mañana y la una de la tarde”.

El equipo de gobierno municipal argumenta que esta peatonalización parcial de la plaza mayor ecijana ya aparece reflejada en el Plan Especial de Protección, Reforma Interior y Catálogo del Casco Histórico Artístico (Pepriccha), aprobado a principios de siglo por el Gobierno PA-PP. También en el Estudio de Movilidad Sostenible del Ayuntamiento de Écija, y que ambos documentos están incorporados al Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de la ciudad, aprobado con carácter definitivo en 2009.

Esta semipeatonalización “ofrece la posibilidad de regular el tráfico de forma perimetral en torno al centro”, según el Ayuntamiento de Écija, que recuerda que es una medida en funcionamiento “no sólo en ciudades grandes, como Sevilla, Córdoba o Málaga, sino también en ciudades del tamaño de Écija como Antequera o Lucena e incluso más pequeñas como Osuna, Carmona o Fuente Palmera”.

El consistorio afirma que, durante los primeros días de la puesta en marcha de esta limitación de acceso en coche privado al centro de Écija, la Policía Local va a llevar a cabo una actuación “informativa, con la finalidad de que los usuarios se habitúen a la nueva medida”.

“A los ecijanos que lo hayan solicitado se les facilitará la tarjeta de residente o comerciante del centro que permitirá a sus vehículos acceder a viviendas y establecimientos una vez se cierre al tráfico el centro de la ciudad”, añade el Ayuntamiento, que señala que “Écija, con esta iniciativa, sigue apostando por un modelo de ciudad amable, tranquila, segura y responsable medioambientalmente”.