marzo 5, 2021
El tiempo
Cultura

Gigantes y cabezudos amplían el desfile de Tientapanza

Tientapanza, el peculiar personaje de la Navidad ecijana, ha desfilado por Écija un año más, acompañado esta vez por gigantes y cabezudos, en una cabalgata que va sumando atractivos casi diez años después de que vecinos de la barriada de El Carmen recuperaran esta tradición navideña local.

Estos vecinos, constituidos en la Asociación Cultural Tientapanza, celebran cada 28 de diciembre la fiesta previa a la llegada de los Reyes Magos con una cabalgata en la que un vecino del barrio encarna al particular emisario ecijano de las Navidades.

En esta ocasión es Enrique Martín, farmacéutico de profesión, el que da cuerpo a Tientapanza, un personaje con el que los padres y abuelos ecijanos animaban a los más pequeños a comer en Navidad asegurándoles que, por la noche, vendría Tientapanza para comprobar que habían comido y dar así el visto bueno a los regalos que habían pedido a los Reyes Magos.

Según la tradición, Tientapanza tocaba la barriga a los niños – de ahí su nombre – y si notaba que estaba llena de comida musitaba “Así todo el año”; el niño en cuestión podía estar seguro que recibiría sus regalos de Reyes.

Tientapanza ha recorrido hoy El Carmen, la avenida Mª. Auxiliadora, la calle Yepes y la Ronda de San Agustín hasta la plaza del Matadero; de allí sigue por San Juan Bosco a Puerta Cerrada para entrar por la calle El Conde en la plaza de España, el Salón.

En su recorrido, el Tientapanza ha estado acompañado por la Agrupación Musical Santísimo Cristo de la Sagrada Columna y Azotes y por los gigantes del Rey y la Reina, y los cabezudos de los ‘malillos’ (un niño y una niña ataviados con un baby azul homenaje a las Escuelas Profesionales de la SA.FA.); el torero, el hombre del saco y la bruja. En los próximos años se añadirán otros cuatro personajes más: el ratoncito Pérez, Chupetes, el toro y el picador con su caballo.