septiembre 24, 2020
El tiempo
Política

PP y PA aprueban unificar en una empresa todos los servicios

El Gobierno local (PP-PA) quiere crear una nueva empresa pública que, bajo la forma de Sociedad Limitada, asuma todas las tareas que tienen asignadas las cuatro empresas municipales (EMU, Sedesa, Cementerio, Écija Comarca TV) y las dos fundaciones públicas, la del museo y la del teatro. Se llamará Écijanova y su creación está previsto aprobarla en el pleno de octubre.

Esta nueva sociedad mercantil asumiría, según el equipo de gobierno tareas tan dispares como el mantenimiento de parques, jardines y edificios públicos y caminos rurales municipales; la gestión de redes informáticas; obras públicas y rehabilitación de viviendas; la organización de eventos, gestión del Teatro Municipal, del Museo Histórico; la promoción turística; la formación y promoción para el empleo; la gestión de la plaza de abastos y el cementerio; del transporte público municipal; de los servicios de abastecimiento de agua potable y saneamiento y depuración de aguas residuales; de la recogida de basuras; de gestión tributaria; de información, prensa, radio y televisión, entre otros, funcionando también como central de compras.

En la práctica, la nueva empresa será, por tanto, una nueva denominación que englobe a toda la administración periférica del Ayuntamiento de Écija, con sus cerca de 135 empleados públicos repartidos por diversos entes. El capital social inicial de Écijanova es de 3.000 euros, según el borrador de la misma, que asume que su funcionamiento depende de transferencias económicas municipales.

Evitar duplicidades y solapamientos. El Gobierno local justifica esta unificación en la necesidad de evitar “duplicidades y solapamientos en las estructuras societarias”, y en supuestas “ineficiencias operativas que conllevan incremento del gasto”.

Para PP y PA, la creación de Écijanova es una medida “para reducir los desequilibrios presupuestarios”. “Es conveniente abordar de forma decidida la reducción y el saneamiento del sector público empresarial y fundacional”, señalan en la propuesta de creación de la megaempresa pública.

El equipo de gobierno señala además que con Écijanova no se dañan las funciones y servicios públicos que algunas de las actuales empresas y fundaciones desempeñan, y aventura que “el resultado de estas actuaciones será un sector público ciertamente más reducido, que demandará menos recursos públicos.

La nueva empresa debería empezar a funcionar en poco más de dos meses, el 1 de enero de 2013, ya que el borrador de los presupuestos del Ayuntamiento para ese año no incluye partidas para personal en las actuales empresas y fundaciones municipales.

Críticas socialistas. No lo tiene tan claro el PSOE, principal partido de la oposición, que se muestra disconforme “con el fondo y con las formas” en que PP y PA han gestionado la creación de la nueva empresa. “Se dan a conocer los estatutos una semana antes del pleno, deprisa y corriendo”, se queja el portavoz municipal del PSOE, Fernando Martínez, “pero es que a los principales afectados, los trabajadores, no se les ha consultado, se les ha dado información y sin que nadie del gobierno local dé la cara, todo a través de un equipo de abogados del gobierno, ni siquiera del Ayuntamiento”.

Además, el PSOE entiende que la fórmula elegida por PP y PA “no garantiza el respeto a los derechos de los trabajadores, ni que vaya a haber mejora en la gestión”. “Aunque se cree una sola, tendrán que funcionar cada una con autonomía de gestión, porque ¿que tiene que ver el cementerio con el teatro o con la televisión?”, pregunta el portavoz socialista.