abril 22, 2019
El tiempo
Cultura

Se empiezan a proteger los restos arqueológicos de El Picadero

En las próximas semanas quedarán totalmente cubiertos los restos arqueológicos desenterrados en El Picadero, en la antigua Plaza de Armas. La idea es dotar a la zona de las infraestructuras que hagan posible seguir las excavaciones en los Altos de San Gil, donde se han datado restos del siglo VII a.C.

Ya han quedado colocadas las zapatas de cimentación que tendrán que soportar una cubierta provisional que albergue “las estructuras que excavamos en la campaña arqueológica desarrollada en 2001-2002, cuya cronología se extiende entre el siglo VII a.C. y el XV d.C.”, explica el arqueólogo municipal, Sergio García-Dils.

“Se trata de espacios domésticos de los períodos orientalizante, turdetano y romano respectivamente, así como una maqbara (cementerio) andalusí y las estructuras defensivas propias de la Plaza de Armas, construidas entre las épocas almohade y bajomedieval cristiana”, sigue García Dils.

La protección del yacimiento arqueológico de El Picadero es un proyecto iniciado por el anterior gobierno local del PSOE. “Se proyectó en 2010 y se ejecuta ahora”, resume el arqueólogo municipal, que recuerda que en los Altos de San Gil se cumplen ya quince años del proyecto, los once últimos de excavaciones arqueológicas.

En ese tiempo no han sido pocos los hallazgos, muchos desenterrados y otros muchos cubiertos en la misma zona – delimitada con una línea negra, en la foto -, entre otros el celebrado mosaico romano doble, con dos caras, una de un joven y otra de un anciano, que se desenterró al comienzo de las excavaciones, en torno a 2001.

La idea es cubrir la zona con una carpa unos 450 metros cuadrados, cuatro veces más terreno del excavado hasta ahora y que en la actualidad está protegido con geotextil. “Se protegen los 100 metros cuadrados descubiertos hasta ahora para luego volver a sacar las estructuras excavadas los últimos diez años y seguir descubriendo a otros niveles en otros 350 metros cuadrados más”, dice García-Dils, que avanza que se quiere dotar a la Plaza de Armas “de las infraestructuras necesarias para proseguir las excavaciones arqueológicas en verano de 2013”.