junio 21, 2019
El tiempo
Sociedad

Faltan más de 300 piezas del inventario del palacio de Peñaflor

La cifra definitiva es peor que la estimada. De las más de 200 piezas que se calculaba habían desaparecido en el palacio de Peñaflor cuando se ultimaba el inventario de 2011, hace más de un año, se pasa a un mínimo de 368 piezas menos en el catálogo de bienes muebles propiedad del Ayuntamiento de Écija.

Según la relación de bienes muebles entregada al Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil, han desaparecido un total de 101 lotes completos y 23 lotes de forma parcial, lo que suman 368 piezas.

De esa cifra, 255 piezas, casi el 70%, han desaparecido entre los años 2006 y 2011. El informe reclamado por el Seprona incluso concreta que “se puede establecer con seguridad que los bienes desaparecieron en el período comprendido entre mediados de mayo de 2006 y el 30 de enero 2011”. Entre 2002 y 2006 desaparecieron 62 piezas y otras 51 se perdieron entre 1989 y 2002.

La mayoría son piezas de entidad. Relojes de bronce del siglo XVIII, cuadros, espadas y panoplias, escudos, candelabros, sillones y cornucopias. También hay sillas y cajones, láminas, litografías y colchones como el de la foto, que ha desaparecido.

Los bienes muebles y enseres del palacio de Peñaflor fueron sacados del edificio y llevados a una nave industrial -cuyo paradero no se facilitó por cuestiones de seguridad- como paso previo a las obras para convertir el monumento en hotel de lujo, frustradas por sucesivos cambios de empresa adjudicataria y, finalmente, revocadas por incumplimiento de la última concesionaria.

Entre 1989 y 2011 se han realizado hasta cuatro inventarios distintos de los bienes muebles del palacio de Peñaflor, un monumento nacional con la calificación de Bien de Interés Cultural (BIC). El último empezó a hacerse en noviembre de 2010, bajo la supervisión del secretario municipal y tras denunciar el PA, en la oposición, que tenía sospechas de “la salida irregular” de obras de arte del palacio.

También se tiene noticia de un inventario de mayo de 2006 de los bienes muebles del palacio por parte de la empresa Clar Rehabilitación, una de las que intervino en las obras, del que no se ha depositado copia en el Ayuntamiento de Écija, y que no ha podido ser consultado.

La ley fija penas de seis meses a tres años de prisión, multa de 12 a 24 meses y posible inhabilitación especial para “los que alteren edificios protegidos”.