abril 22, 2019
El tiempo
Política

El PP pide paciencia antes de reclamar por el estado de las obras del Argamasilla

El Gobierno local (PP) confía que la aparente paralización de las obras de desvío del arroyo Argamasilla se solucione una vez que se constituya el nuevo ejecutivo autonómico y tome posesión de su cargo el nuevo responsable de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía.

Mientras, el PP pide prudencia y recomienda esperar al cambio de gobierno antes de asegurar que las obras están paradas, un extremo que no está confirmado ni por la Junta de Andalucía ni por el equipo de gobierno municipal.

De hecho, este último sólo afirma que “parece que las obras están paradas, porque trabajadores no se ven”. “Es una cosa que nos preocupa”, reconoce el concejal de Urbanismo, Rafael Serrano, que confía que “se trate tan solo de un cambio de mandos en la Junta de Andalucía”.

“No me cabe en la cabeza que no se retomen las obras, supongo que solamente se trata de que tiene que venir gente nueva a tomar los cargos [en la Consejería de Medio Ambiente]”, concede Serrano, que apunta que “seguramente sea IU quien se quede con Medio Ambiente y tiene que hacerse cargo de la situación económica y decidir sobre las obras”.

El responsable municipal de Urbanismo y Hacienda entiende que “eso conlleva unos meses de atraso” en el proyecto de encauzamiento del arroyo Argamasilla, “pero espero que tomen cartas en le asunto y no lo abandonen”.

Inspeccionar y reclamar. Serrano apunta que el Gobierno del PP piensa estar “vigilante”, y que va a dirigirse por escrito a la Consejería de Medio Ambiente después de dejar pasar un tiempo prudencial, “un par de semanas, para tomar contacto con quien corresponda”, anuncia.

El concejal popular también avanza que tienen previsto plantear un ruego institucional en el pleno de mayo, “si hace falta, para que las obras prosigan y se tomen muy en serio los proyectos en marcha contra las inundaciones en Écija, para que vean la importancia de esta obra”.

Serrano aboga por la colaboración y la lealtad entre instituciones, aunque no descarta que técnicos de Urbanismo inspeccionen la marcha de las obras, que llevan un retraso evidente, puesto que estaba previsto que estuvieran terminadas en mayo de 2012.

“Cabe lugar a inspeccionar las obras con nuestros técnicos, pero creo que debemos tomar con respeto a las instituciones, pero existe un vacío de poder y, como es lógico, vamos a dar un plazo”, concluye el edil.