abril 23, 2024
El tiempo
Política

Críticas del PSOE al abandono de ‘El Chaparral’

El Grupo municipal del PSOE ha criticado el estado de abandono en que se encuentra ‘El Chaparral’, unos terrenos de propiedad municipal que en su día albergaron un vertedero de inertes recuperado por la Junta de Andalucía y que se utilizaban como espacio recreativo y campo de vuelo.

El portavoz municipal del PSOE en el Ayuntamiento de Écija, Sergio Gómez, señala que los terrenos se encuentran cubiertos de maleza y en un evidente estado de falta de mantenimiento, que dificulta su uso además de las tareas de control y vigilancia ambiental a que está obligado por ley el consistorio.

“Los terrenos se han convertido en una selva, un bosque”, afirma el concejal socialista, que apunta que la falta de mantenimiento “pone en riesgo la posibilidad de sanciones medioambientales de la Junta de Andalucía porque estamos obligados a su mantenimiento, como todo Ayuntamiento que tiene un vertedero de inertes de su propiedad”.

Gómez apunta que el mal estado del terreno y la falta de control ponen en riesgo los arroyos cercanos, “además de la imposibilidad de dotar de uso a ‘El Chaparral’, como en su día tenía, como zona deportiva o zona de recreo”.

En agosto de 2018, se adjudicó a la empresa Cumbre Ingeniería SL el mantenimiento del antiguo vertedero de ‘El Chaparral’, una tarea que ha estado desarrollando durante cinco años a razón de cerca de 18.000 euros anuales, según Gómez. La empresa se hacía cargo de los análisis anuales para detectar posibles filtraciones de elementos tóxicos en el terreno y del mantenimiento de la fibra de geotextil que, precisamente, impide esas filtraciones.

El control del impacto ambiental del antiguo vertedero de ‘El Chaparral’ es uno de los compromisos adquiridos por el Ayuntamiento ecijano tras la recuperación de los terrenos, entre 2015 y 2016, como una zona paisajística y que se estuvo utilizando para el desarrollo de actividades lúdicas de vuelo sin motor.

Las tareas de sellado del antiguo vertedero consistieron en la adecuación de residuos, estabilización física y regulación del mismo; la cobertura del área del vertido, el control de las aguas superficiales y la restauración de cubierta vegetal. El terreno se entregó al Ayuntamiento de Écija en febrero de 2016. Son más de 51.700 metros cuadrados en cuya recuperación ambiental se invirtieron más de 1,5 millones de euros.