abril 26, 2019
El tiempo
Política

El vertedero de El Chaparral convertido en un campo de vuelo

La asociación Écija Vuela va a aprovechar el antiguo vertedero de El Chaparral como campo de vuelo. El Ayuntamiento de Écija señala que, de esta forma, se combina el uso lúdico y deportivo que se quería dar al recuperado paisaje, con la promoción de la ciudad a través de espectáculos de aeromodelismo.

El antiguo vertedero de inertes de El Chaparral, de más de cinco hectáreas, pasará ahora a ser un lugar para la práctica de actividades como el paramotor y aeromodelismo, una forma de dar uso a los terrenos y, a la vez, de atraer visitantes a Écija a través de actividades de este tipo.

“La asociación Écija Vuela necesitaba un espacio importante para desarrollar su actividad lúdico-deportiva”, señala el alcalde de la ciudad, David García Ostos (PSOE), para quien ese uso “sirve incluso para promocionar la ciudad” y es “la guinda del pastel”.

Para el alcalde, “no sólo hemos sellado el vertedero sino que ahora tenemos unas instalaciones permanentes para este deporte, que son difíciles de encontrar” y en la que se podrán celebrar “eventos deportivos de carácter nacional e internacional con las consiguientes visitas turísticas”.

En similares términos, el consejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, José Fiscal, considera la conversión del antiguo vertedero en campo de vuelo “la cuadratura del círculo”. “Es una trabajo bien hecho, la colaboración entre administraciones ha sido importante y este es un punto que se convertirá sin duda en lugar emblemático de este deporte en Andalucía”, opina.

Según el club de paramotor Écija Vuela, el recuperado terreno de El Chaparral reúne las condiciones idóneas para un campo de vuelo en el que practicar este deporte. “Tiene un suelo de grama americana que requiere poco mantenimiento y es un lugar aislado, con lo que no causamos molestias ni el menor daño acústico, además de que no hay árboles ni cables que supongan un riesgo para la seguridad”, explica el presidente de la asociación Manuel Rodríguez Melgar.

La intención de Écija Vuela es poner en uso los terrenos y fomentar el aeromodelismo y el paramotor con espectáculos de vuelo, cursos de formación y otros eventos.

El antiguo vertedero se ha transformado en un espacio con total seguridad ambiental y sanitaria, según la Junta. Entre otros trabajos se ha cubierto el área del vertido, se ha realizado el control de las aguas superficiales y la restauración de cubierta vegetal. El volumen de residuos tratados ha sido de 289,42 metros cúbicos y se han generado cerca de 1.300 jornales durante todo el proceso de sellado, clausura y restauración, que ha tenido un presupuesto de más de 1,5 millones de euros.