agosto 13, 2022
El tiempo
Sociedad

Urbanismo asegura que la licencia de obras de La Merced estará este mes “sí o sí”

El Ayuntamiento de Écija asegura que la licencia para las obras de arreglo de la iglesia de La Merced estará aprobada este mes de julio. Espera incluso poderla aprobar la semana que viene para que las obras empiecen cuanto antes.

El proyecto presentado a finales de mayo por el Arzobispado de Sevilla, propietario del templo ecijano, pasó hace un mes por la comisión local de patrimonio y tiene ya el informe técnico favorable, según el concejal de Desarrollo Urbano Sostenible, Sergio Gómez, pero está pendiente de la documentación complementaria que debe aportar la Archidiócesis sevillana.

“Muy probablemente se pueda otorgar la licencia la semana que viene; como en un procedimiento administrativo normal, se ha requerido al Arzobispado documentación complementaria que tiene que ir en el expediente”, señala Gómez, que añade que se mantiene un contacto habitual con el propietario del inmueble.

Entre esa documentación complementaria está la fianza de escombros o la certificación de la titularidad del bien objeto de la obra, explica el concejal de Desarrollo Urbano Sostenible, que entiende que “está en trámite de presentarse” esa documentación.

“La idea es que la semana que viene se pueda otorgar la licencia y empezar las obras cuanto antes, porque son obras que interesan y la licencia tiene que salir en el mes de julio sí o sí”, zanja el edil.

Por el nivel de catalogación del edificio, la única competencia para la licencia de obras es municipal. Las obras consisten en el desmontaje total de la cubierta del tejado de La Merced y la construcción de una techumbre nueva con los mismos elementos, “un proyecto de rehabilitación integral que no compromete en un futuro la solidez del edificio y contribuye a darle seguridad estructural para recuperar este elemento patrimonial”, explica Sergio Gómez.

Parte de la techumbre de La Merced se derrumbó a finales del pasado mes de marzo, poniendo en serio riesgo la estructura del edificio, cerrado desde principios de 2019 precisamente por su mal estado.