abril 3, 2020
El tiempo
Política

Podemos pide garantizar el servicio y los puestos de trabajo de las piscinas

El Grupo municipal de Podemos en el Ayuntamiento de Écija reclama al Gobierno local (PSOE) que garantice el servicio de las piscinas de La Alcarrachela y los puestos de trabajo de la plantilla del complejo deportivo, abandonado por la empresa concesionaria, Altamarca Gestión Deportiva.

La piscina cubierta y la piscina de verano van a permanecer cerradas al menos un mes, ya que el Ayuntamiento de Écija ha recepcionado las instalaciones y quiere evaluar las condiciones de mantenimiento en que se encuentra antes de abrirlas al público de forma temporal bajo gestión pública mientras saca a concurso un nuevo contrato.

Para Podemos Écija es fundamental “que el servicio esté a la altura”, algo que no se cumple, en opinión de la formación morada, a la vista de las quejas y críticas de usuarios de las piscinas. “No puede ser que el servicio esté tan deteriorado”, señala el concejal de Podemos, Mario Perea, que recuerda que la empresa Altamarca se adjudicó en 2012 la gestión de las piscinas ofertando unas mejoras “que presuntamente no ha cumplido”.

“Todo lo que la adjudicataria dijo que iba a hacer lo tiene que hacer”, sentencia Perea en alusión a la presunta falta de inversión en mantenimiento en la piscina por parte de Altamarca, “porque todo lo que no haya hecho nos va a tocar a los ciudadanos pagarlo de nuestro bolsillo”.

En este sentido, Podemos también critica la falta de control municipal sobre el cumplimiento del contrato de gestión de las piscinas. “No vale dejar de la mano de Dios un servicio y despreocuparse”, critica Perea, que recuerda que existen mecanismos de control público como las revisiones de contrato, las mesas de seguimiento “para ver que todo se está cumpliendo y no dejarlo a su suerte”.

La otra cuestión que reclama la formación morada es que el Ayuntamiento de Écija vele por los puestos de trabajo de las piscinas, “que no les deje en la estacada”. “Pase lo que pase, se apueste por gestión directa o indirecta, no se puede dejar atrás ni el servicio ni a los trabajadores y trabajadoras”.

Podemos señala que su apuesta es “por la gestión directa de todo lo que se pudiera, de alguna parte de los servicios”, en alusión a que el complejo deportivo tiene tres elementos – la piscina cubierta, la de verano y el gimnasio – y la posibilidad de lotear su gestión.

“El equipo de gobierno no ha trabajado lo suficiente a la hora de sacar el nuevo contrato, que debería estar ya, vamos muy tarde”, critica Perea, que exige que la actual situación “no la paguemos los ciudadanos y tengamos el servicio a la altura que una ciudad como Écija debería tener”.