junio 18, 2024
El tiempo
Política

El PP descarta “de momento” mudar la sede de San Francisco a las casas anejas

El Ayuntamiento de Écija no se trasladará “de momento” a las casas anejas al Palacio de Peñaflor. El Gobierno local del PP considera que por ahora “es viable estar en la calle San Francisco” y descartar momentáneamente la idea del anterior equipo de gobierno del PSOE de mudar las oficinas municipales de la calle San Francisco a Virgen de la Piedad.

Las casas anejas son unas dependencias adosadas al Palacio de Peñaflor, con 845,5 metros cuadrados distribuidos en dos plantas, que han sido aclimatadas con cargo a dos planes de empleo estable – de 251.000 euros cada uno – entre 2021 y 2023. El objetivo de estas obras ha sido adaptar las dependencias para su uso como oficinas municipales y darles una utilidad administrativa.

Así, la intención municipal ha sido hasta ahora trasladar a estas instalaciones las oficinas y servicios municipales que en la actualidad están alojadas en un edificio de propiedad privada en la calle San Francisco (la Alcaldía entre ellas) pagando un alquiler desde el año 2008. El traslado a las casas anejas era una medida provisional mientras se ejecuta la paralizada obra de reconstrucción de las Casas Consistoriales, en la plaza del Salón.

El Gobierno local (PP) justifica la decisión de paralizar de momento el traslado del Ayuntamiento a la decisión de optar a la subvención estatal del 2% Cultural para financiar una nueva fase de obras del Palacio de Peñaflor, que obligaría a trasladar alrededor de 3.000 muebles y enseres de este a las casas anejas, si se consigue esa subvención para intervenir en los balcones largos.

El concejal de Urbanismo, Ángel Peña, expone que, aunque el uso de las casas anejas no está necesariamente vinculado a la obtención o no de la subvención estatal, ya que este uso “se puede compatibilizar con traer alguno de los servicios municipales”, se trata de un edificio que está dotado como oficina “y la idea es dotarlo como servicios municipales, pero transitoriamente el uso que tenemos previsto es trasladar parte de ese mobiliario que tenemos de más de 3.000 piezas” en Peñaflor.

También la alcaldesa de Écija, Silvia Heredia, afirma que “el futuro de estas casas será servicios municipales y, desde luego, sacarle el rendimiento que merezca para que revierta en la ciudadanía, si no es una escuela de hostelería, por ejemplo, que también estamos planteando pues será otro uso municipal, pero que en definitiva sea rentable a las arcas municipales”.