marzo 2, 2024
El tiempo
Sociedad

Caramelos y dulces sin azúcar en la cabalgata de Reyes Magos

Una de las 22 carrozas de la cabalgata de Reyes Magos de este año lanzará dulces y caramelos sin azúcar. Está amadrinada por la Fundación DiabetesCero y se pone en marcha por primera vez este año pero con la intención de seguir saliendo en el futuro.

La iniciativa de esta carroza sin azúcar es de Juan José Rosa, uno de cuyos hijos, Juan José, de nueve años, fue diagnosticado hace año y medio de diabetes tipo 1. Junto con amigos, familiares y varios colaboradores, Rosa empezó hace cerca de cuatro meses a preparar la carroza para que su hijo también pudiera disfrutar de los caramelos que tiran los Reyes Magos.

“¿Cómo vas a llevar a un niño a ver la Cabalgata y le vas a decir que no se puede comer un caramelo?”, pregunta Juan José Rosa. “Es un niño”, enfatiza, “y tiene todo el derecho a un caramelo, igual que tiene todo el mundo”.

De ese deseo de dar normalidad a la dolencia de su hijo surge la idea de este padre de organizar una carroza “que todo lo que lleva no tiene nada de azúcar. Nada”, subraya. Y le ha costado lo suyo, y no solo económicamente. “Unos caramelos o unas golosinas que con azúcar te pueden costar dos euros el kilo te cuestan cuatro y cinco veces más si son sin azúcar”.

A ese precio más alto se suma la dificultad de encontrar dulces para personas diabéticas como no sea directamente en la empresa comercializadora o a través de Internet. “Son muy pocas y caras. Y hay marcas a las que creo que hemos dejado sin existencias”, bromea Juan José Rosa.

Con su carroza, este padre quiere demostrar que las personas con diabetes tienen todo el derecho a hacer lo que hace el resto. “Son personas normales y qué es la normalidad sino lo que hace la mayoría”, señala. “A un caramelo todo el mundo tiene derecho, así de sencillo es”.

Además de eso, Juan José quiere llamar la atención sobre la diabetes y pedir que se investigue una cura para la enfermedad. Es el mismo acicate que llevó a su suegro, Francisco Méndez, a viajar en bicicleta desde Écija a Dakar para recoger fondos para la dolencia del pequeño Juan José.

El promotor de la carroza sin azúcar de la Cabalgata de Écija reconoce que en su iniciativa “se ha volcado la gente”. Han invertido unos 3.700 euros en la idea y cada padre colaborador ha puesto un mínimo de 50 euros. Además, cuentan con familiares, amigos y empresas locales que han puesto de su parte. También el Ayuntamiento de Écija les ha entregado 100 kilos de caramelos sin azúcar.