abril 18, 2024
El tiempo
Política

Abre al tráfico la remodelada calle Emilio Castelar

La calle Emilio Castelar abre al tráfico desde este lunes. La céntrica calle, que conecta la Avenida Miguel de Cervantes con el barrio de El Puente, ha estado en obras durante prácticamente cinco meses, desde finales de octubre pasado, y ya el fin de semana abrió al tránsito de forma parcial.

En concreto, se han ejecutado obras de eliminación de barreras arquitectónicas y de rehabilitación del firma en algo más de 200  metros de la calle Emilio Castelar, en el tramo entre el cruce con las calles Cadenas y Arcipreste Aparicio y el acceso a la calle General Weyler.

Son obras en que se ha invertido 525.000 euros con cargo al Programa de Fomento del Empleo Agrario (Pfoea), lo que convierten a este proyecto en el de mayor presupuesto de las obras de este programa en la convocatoria 2022/2023. Con esta tercera fase terminan las obras de repavimentación de la calle Emilio Castelar iniciadas en el acceso por Miguel de Cervantes y hasta Jesús Sin Soga y que siguieron luego hasta llegar a la altura del Palacio de Peñaflor, el punto en que se han iniciado las que acaban de terminar.

El tratamiento que se ha llevado a cabo es “el mismo que en las dos fases anteriores”, señala el concejal de Infraestructuras Públicas, José Luir Ruperti, “es decir: llevar la calle a plataforma única y ordenar aparcamientos”, con la salvedad de que en este tramo hay tres palacios y una barrera privada que han recibido “un tratamiento diferente”.

Así, frente al Palacio de Valdehermoso se ha dado continuidad con piedra jabaluna a la barrera frente a la portada; frente a la fachada de la casa palacio de Fernández Golfín se ha colocado una solería de piedra caliza en color blanco crema; y frente al Palacio de Alcántara se ha dispuesto una alfombra de piedra al estilo de la realizada en su día en el Palacio de Peñaflor.

En la barrera privada que existe en la calle Emilio Castelar se ha actuado para evitar que la misma quede en una cota más baja y se originen balsas de agua, además que las acometidas de saneamiento, agua potable y alumbrado público pasan por debajo de este solar privado, explica José Luis Ruperti.