octubre 27, 2020
El tiempo
Política

El Ayuntamiento empezará a pagar los 11,6 millones de deuda en 2022

El Ayuntamiento de Écija no va a hacer uso de los dos años de carencia que le permite el Ministerio de Hacienda a través del Fondo de Financiación a Entidades Locales y adelantará pagos del plan de ajuste para no verse obligado a hacer frente a anualidades de cuatro millones entre 2022 y 2024.

El consistorio se ha sumado a las medidas de Hacienda para unificar los 14 préstamos del plan de pago a proveedores firmado en 2012 y 2013 en uno solo al mismo tipo de interés. Tiene en principio hasta 2024 para pagar los más de 11,6 millones que todavía debe.

En cinco años, Hacienda permite dos de carencia a los ayuntamientos en este plan de pago. Sin embargo el Gobierno local (PSOE) ha decidido pagar en los dos próximos años alrededor de 1,5 millones por año y recortar en algo más de tres millones la deuda para derivar dinero al pago a proveedores,

Según la concejala de Economía, Rosa Pardal, esto va a permitir al consistorio “no acumular los pagos” en los tres últimos años del plazo, y que se pueda reducir el periodo máximo de pago a los proveedores, que superaba a mediados de año los 114 días, casi cuatro veces más del plazo legal de 30 días.

Afirma Pardal que existe la posibilidad de que Hacienda amplíe el plazo de pago de esta deuda de cinco a diez años, “lo que permitiría al consistorio tener más ‘oxígeno’ para seguir dedicando más cantidad de dinero al pago a los proveedores habituales del consistorio, y no tanto a deuda bancaria”.

“La situación económica del Ayuntamiento que dejó el anterior equipo de gobierno era caótica, y hemos conseguido mejorarla considerablemente”, se ufana el alcalde de Écija, David García Ostos, que aventura que “cuando termine este mandato, las cuentas del consistorio permitirán al gobierno entrante aumentar la inversión y mejorar los servicios de manera importante”.

El primer edil asegura que todavía siguen llegando “deudas provenientes de la mala gestión del anterior equipo de gobierno, sobre todo en la liquidación de las empresas municipales” y que espera que “la situación económica del Ayuntamiento no se vea resentida para poder poner a la ciudad en el lugar que se merece”.