mayo 12, 2021
El tiempo
Semana Santa

El primer cirio de la Amargura homenajea a los donantes

Alberto Santos, hermano mayor de la hermandad del Santísimo Cristo de la Expiración y Nuestra Señora de los Dolores, ha sido el encargado de encender el primer cirio de la candelería del paso de la Amargura, la Dolorosa de la cofradía del Silencio.

En esta ocasión, el cirio que prende la primera llama lleva la leyenda ‘Donantes de Vida’ y se funde en honor a todos los donantes de órganos y de sangre. Los cuatro años anteriores, el primer cirio en encenderse del palio de la Virgen de la Amargura se hacía ‘Por la sonrisa de un niño’, en honor a los niños con cáncer que atiende la asociación Andex.

La hermandad del Silencio viene dedicando su obra social desde hace doce años a colaborar con Andex, la asociación de padres y madres de niños en tratamiento oncológico, y ha decidido, en este, ampliar esa colaboración a la donación de órganos y sangre.

A Alberto Santos, hermano mayor de la cofradía de Santiago, ha sido elegido para llevar a cabo esta ceremonia para conmemorar la efeméride de los 300 años de la entronización de la Virgen de los Dolores, “acontecimiento este destacable, no sólo para la hermandad de Los Estudiantes, si no para toda la ciudad de Écija”, afirman desde la hermandad del Silencio.